La DEA ha colocado carteles en las calles de Texas, Phoenix, Arizona y Los Angeles, ofreciendo la suma por el ex líder del cártel del narcotráfico de Guadalajara, desapareció hace casi un año después de que un tribunal mexicano lo liberó por un tecnicismo.

 

 Reuters

 

PUBLICIDAD

SAN DIEGO  – Autoridades estadounidenses están ofreciendo una recompensa de 5 millones de dólares (mdd) por un narcotraficante mexicano fugitivo que asesinó a un agente antinarcóticos en la década de 1980, con una inusual táctica de empapelar las calles de los estados del sur con anuncios con su rostro.

Rafael Caro Quintero, ex líder del cártel del narcotráfico de Guadalajara, desapareció hace casi un año después de que un tribunal mexicano lo liberó de una prisión local por un tecnicismo.

Caro Quintero cumplió 28 años de una sentencia de 40 por asesinar en 1985 al agente de la administración antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés) Enrique “Kiki” Camarena.

Tres meses después de su desaparición, la Corte Suprema de México revocó la decisión del tribunal menor y fiscales emitieron una orden de arresto contra Caro Quintero.

Las carteleras se incrementaron cerca de la frontera mexicana en El Paso, Texas, Phoenix, Arizona y Los Angeles, California.

“Nunca vamos a dejar de buscarlo”, dijo el jueves Vijay Rathi, portavoz de la DEA. “Los anuncios son solo parte de la estrategia (…) Los colocamos en áreas muy transitadas donde la gente que va y viene de México podrá verlos”.

Camarena tenía 37 años cuando fue secuestrado, torturado y asesinado tras una serie de exitosas redadas en México. Su asesinato generó una de las investigaciones más grandes en la historia de la DEA.

Caro Quintero fue liberado en la prisión de Puente Grande en el estado de Jalisco, en el oeste de México, en agosto del 2013, luego de que un tribunal local determinó que debería haber sido juzgado a nivel estatal y no bajo cargos federales.

El fallo fue revocado por la Corte Suprema de México tras su desaparición. Caro Quintero también fue procesado por el secuestro y homicidio de Camarena por un gran jurado federal de Los Angeles en 1991.

Rathi dijo que la liberación de Caro Quintero alarmó a la policía a ambos lados de la frontera. “Nuestros colegas del orden público estaban tan impactados como nosotros”, señaló el portavoz.

 

Caro-Quintero

 

 

Siguientes artículos

Google te mostrará las ‘entrañas’ de los comercios
Por

La plataforma Google Maps Business View permitirá a los usuarios conocer el interior de hoteles, restaurantes, centros c...