Estados Unidos perderá 31,000 puestos de trabajo si el presidente electo, Donald Trump, cumple su promesa de un impuesto de 35% a automóviles ligeros manufacturados en México para su venta en la principal economía del mundo.

Para empezar, los vehículos armados en México poseen un promedio de 40.3% de piezas estadounidenses —como motores, transmisiones y otros contenidos—, advirtió el Centro de Investigación Automotriz (CAR, por sus siglas en inglés) en un reporte.

El impacto al empleo estadounidense tan solo en el sector de autopartes sería de 20,000 posiciones perdidas si los aranceles se materializan.

PUBLICIDAD

Lee también: Estados Unidos perderá (y mucho) si suspende el TLCAN con México

“Los fabricantes de automóviles en Estados Unidos utilizan piezas y componentes mexicanos que también estarían sujetos a este impuesto. La producción de vehículos estadounidenses contiene un promedio de 11.7% de partes mexicanas”, señaló el documento.

Como el precio de las piezas mexicanas para la producción vehicular de Estados Unidos aumentaría 35%, esto provocaría que se perdieran 11,000 empleos de ensamblaje adicionales en Estados Unidos.

Mientras tanto, la venta de vehículos fabricados en México a Estados Unidos creció más de 7.1% en 2016, a pesar del discurso proteccionista del presidente electo Donald Trump en contra de la economía mexicana y de los mexicanos.

 “De enero a diciembre del año pasado, fueron vendidos 2.1 millones de automóviles y camionetas, algo que significó un incremento de 7.1%”, dijo Eduardo Solís Sánchez,  presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la industria Automotriz (AMIA).

 

Siguientes artículos

SCT no permitirá alzas injustificadas y abusivas por gasolinazo
Por

Gerardo Ruiz Esparza agregó que la dependencia a su cargo también se solidarizó con los recortes al gasto público del el...