Las nóminas no agrícolas aumentaron en 142,000 el mes pasado, la tasa de desempleo bajó una décima de punto porcentual a 6.1%.

 

El crecimiento del empleo en Estados Unidos se moderó considerablemente en agosto y aumentó el número de personas que abandonaron la búsqueda de trabajo, dando a una cautelosa Reserva Federal más motivos para esperar un poco más antes de comenzar a subir las tasas de interés.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 142,000 el mes pasado, el menor crecimiento en ocho meses, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

PUBLICIDAD

La tasa de desempleo bajó una décima de punto porcentual a 6.1% debido a la salida de personas de la fuerza laboral.

Los economistas esperaban la creación de 225,000 empleos en agosto. También anticipaban una baja de la tasa de desocupación al 6.1%.

Los datos de junio y julio fueron rectificados para mostrar que se crearon 28,000 puestos menos de lo que se había informado anteriormente, enfatizando el tono más flojo de los datos de agosto.

Adicionalmente, el sector manufacturero no registró crecimiento de puestos, al tiempo que las nóminas minoristas cayeron por primera vez desde febrero.

La sorpresiva desaceleración del crecimiento del empleo contradice otros indicadores secundarios del mercado laboral, como las peticiones iniciales del seguro de desempleo, que oscilan en torno a sus niveles previos a la recesión.

Adicionalmente, unos sondeos de los sectores de manufacturas y servicios mostraron un fuerte crecimiento del empleo en agosto, al tiempo que las percepciones de los hogares sobre el mercado laboral mejoraron significativamente, lo que, según los economistas, sería consistente con una situación más activa en el empleo.

Algunos analistas habían advertido que el reporte del empleo de agosto podría incumplir las previsiones debido a factores estacionales. Una revisión al alza de los datos de agosto es bastante probable.

De todos modos, el informe del viernes respalda el enfoque cauto de la Fed para la política monetaria.

A la presidenta del organismo, Janet Yellen, le preocupa la lentitud del crecimiento de los salarios, el número todavía alto de estadounidenses que trabajan a tiempo parcial y quieren hacerlo a tiempo completo, además de aquellos afectados por el desempleo de larga duración.

El banco central ha apuntado a esos indicadores como evidencia de una “significativa subutilización” de los recursos del mercado laboral que amerita una política monetaria expansiva.

La tasa de la fuerza laboral, que es la proporción de estadounidenses de edad laboral que están empleados o al menos buscando un trabajo, bajó a 62.8% en agosto desde 62.9 en julio.

 

Siguientes artículos

‘La voz humana’… ¿Quiénes somos al teléfono?
Por

En La voz humana, Karina Gidi se apodera del escenario en un monólogo que le permite mostrar su registro actoral. Logra...