El gobierno dice que tendría efectos más severos que la crisis de 2008; FMI advierte de efectos a economía global, informes gubernamentales se atrasan.

 

Reuters

WASHINGTON.- El Gobierno de Estados Unidos dijo el jueves que sería imposible dar prioridad a pagos de deuda por sobre otras obligaciones si el Congreso no logra aumentar el límite de endeudamiento de 16.7 billones de dólares y el Tesoro se queda sin efectivo.

PUBLICIDAD

Un alto funcionario del Tesoro declaró a periodistas que favorecer el pago a acreedores por sobre otros compromisos es impracticable y que el Gobierno se opone completamente a esa posibilidad, que ha sido sugerida por algunos republicanos en el Congreso.

En forma separada, el Tesoro advirtió en un informe en que detalla el impacto económico de una moratoria de pago, que el incumplimiento en pagar los compromisos de la nación podría castigar a las familias y empresas estadounidenses con una recesión peor a la del 2007-2009.

Afirmó que una cesación de pagos forzaría un alza de los costos de endeudamiento, debilitaría las inversiones y reduciría el crecimiento, con daños a la economía que podrían durar por más de una generación.

“Un incumplimiento de pagos no tendría precedentes y tiene el potencial de ser catastrófico: los mercados de crédito podrían congelarse, el valor del dólar podría desplomarse, las tasas de interés estadounidenses podrían dispararse”, dijo el Departamento del Tesoro.

“El impacto negativo podría reverberar alrededor del mundo y podría haber una crisis financiera y recesión que replicarían los eventos del 2008 o peor que eso”, añadió.

 

Urge FMI a ampliar techo de deuda

Si Estados Unidos no logra subir su límite de endeudamiento no sólo podría dañar a su economía sino también a la del resto del mundo, por eso debe solucionar la situación cuanto antes, dijo el jueves la jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Christine Lagarde aseguró que el crecimiento en Estados Unidos ya ha sido afectado para demasiada consolidación fiscal, y será menor al 2 por ciento este año para acelerarse alrededor de un punto porcentual más en el 2014.

“Es una ‘misión crítica’ que esto se resuelva lo más pronto posible”, dijo en Washington en un discurso previo a las reuniones anuales del FMI y el Banco Mundial de la próxima semana.

El Congreso de Estados Unidos impuso este año el llamado secuestro -una serie de recortes del gasto gubernamental- luego de que no lograra acordar un paquete presupuestario más amplio.

La jefa del FMI dijo que los mercados emergentes han sufrido desde que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) anunció sus planes de reducir eventualmente su estímulo monetario, lo que desató la salida de flujos porque los inversores apostaron a un alza de tasas en las economías desarrolladas.

Lagarde dijo que la turbulencia podría reducir el Producto Interno Bruto (PIB) en las grandes economías emergentes en un rango de 0,5 a 1 punto porcentual.

 

EU retrasa entregas de informes

El Departamento del Trabajo dijo el jueves que no entregará el reporte de empleo en Estados Unidos de septiembre el viernes, como estaba previsto, debido a la parálisis de algunas agencias federales por la falta de acuerdo sobre el presupuesto del país.

No se ha establecido una fecha nueva para la entrega del reporte.

“Debido a la brecha de financiamiento, la entrega del reporte sobre la situación del empleo que entrega datos sobre la ocupación en septiembre (…) no será emitido el viernes como estaba previsto”, dijo el Departamento del Trabajo.

 

Siguientes artículos

BMV inicia jornada con ligeras ganancias
Por

América Móvil y Televisa alentaban al índice IPC que subía un 0.24%; el peso caía un 0.50% por el tercer día de parálisi...