La economía estadounidense se mantiene sin señales de presiones de precios, mientras  el gasto se incrementó un 0.3% tras avanzar en febrero por el mismo margen.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

El gasto del consumidor de Estados Unidos subió en marzo pero el incremento fue en gran medida resultado de mayores pagos por servicios públicos debido al clima frío, lo que dejó intactas las expectativas de un crecimiento económico más lento en el segundo trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el lunes que el gasto del consumidor avanzó el mes pasado un 0.2% por ciento tras un incremento de 0.7% en febrero. Si bien el gasto en servicios, principalmente públicos, se incrementó, el gasto en bienes bajó.

El consumo explica alrededor de un 70% de la actividad económica estadounidense y el incremento del mes pasado ofreció una base más alta para el gasto privado del segundo trimestre. Los economistas habían previsto una medición plana el mes pasado.

“Pero gran parte del alza de marzo fue un segundo avance enorme consecutivo del consumo de servicios públicos, lo que posiblemente tenga una reversión sustancial en los próximos meses”, dijo Ted Wieseman, economista de Morgan Stanley en Nueva York.

El reporte también mostró que la inflación continuó apagada. Tras ajustar por cambios de precios, el gasto se incrementó un 0.3% tras avanzar en febrero por el mismo margen.

Los detalles del reporte en gran medida ya habían estado incluidos en el informe del producto interno bruto del primer trimestre, del viernes pasado. El dólar descendía luego de los datos, al tiempo que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos crecían.

“El informe en general fue consistente con nuestra opinión de que la economía perdió impulso al final del primer trimestre”, dijo Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

Otro informe separado mostró que los contratos para comprar casas usadas subieron el mes pasado al mayor nivel desde abril de 2010, reflejando fortaleza subyacente en la recuperación del mercado inmobiliario, incluso a pesar de que se enfrió en meses recientes el ritmo del crecimiento de las ventas.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés) dijo que su índice de ventas pendientes, basado en contratos firmados en marzo, se elevó un 1.5% a 105.7.

El mercado de viviendas sigue siendo el punto más brillante de la economía, que parece haber caído en un bache en las últimas semanas. Varios indicadores, desde ventas minoristas hasta empleo y actividad fabril, aflojaron considerablemente en marzo.

La economía creció a un ritmo de 2.5% en el primer trimestre, acelerándose desde la tasa de 0.4% en los últimos tres meses de 2012. Las estimaciones para la expansión del segundo trimestre oscilan entre el 1.0 y el 1.5%.

Pero algunos economistas creen que la lectura mejor a la esperada del gasto del consumidor en marzo, además del enfriamiento de la inflación, incrementan las probabilidades de un mejor número del PIB para el segundo trimestre de lo que se espera ahora.

“Esto hace mucho más probable de lo que pensábamos que el gasto de consumo real registre una ganancia sólida en el segundo trimestre, e incrementa la probabilidad de que el crecimiento real del PIB en el segundo trimestre resulte superior al 2%”, dijo John Ryding, economista de RDQ Economics en Nueva York.

El gasto del consumidor creció a un ritmo sólido de 3.2% en los tres primeros meses del año.

 

Moderada inflación

El mes pasado, los ingresos personales crecieron un 0.2% después de una aumento de un 1.1% por ciento en febrero. La expansión de los ingresos está siendo contenida por el término de una exención al impuesto a la renta de un 2% en enero.

Pero las moderadas presiones inflacionarias ayudaron a sostener el poder de compra de los hogares. Los ingresos disponibles en los hogares después de inflación e impuestos se incrementaron un 0.3% el mes pasado, frente al 0.7% en el mes anterior.

El reporte mostró pocas presiones inflacionarias. El índice de precios para el gasto del consumidor se hundió un 0.1%, la primera caída desde noviembre.

Una lectura subyacente, que extrae los costos de alimentación y energía, fue estable.

Durante los últimos 12 meses, la inflación se aceleró apenas un 1%, su menor avance desde octubre del 2009 y una ralentización desde el 1.3% en el mismo período a febrero.

“La personas están evaluando ahora cuán baja está la inflación y cuán baja será. Eso es lo que la Fed estará mirando, dado el ambiente débil para la demanda”, dijo Sam Bullard, economista de Wells Fargo Securities en Charlotte, Carolina del Norte.

 

Siguientes artículos

Los políticos y el Pacto por México
Por

El Pacto por México no va a desaparecer, pero seguiremos viendo los estertores de viejos grupos políticos acostumbrados...