Reuters.- Brasil refutó este miércoles un anuncio de Estados Unidos de que ambos países habían llegado a un acuerdo sobre una exención permanente de los aranceles a la importación de acero y aluminio, diciendo que el Gobierno del presidente Donald Trump cortó unilateralmente las negociaciones.

Representantes de la industria brasileña criticaron las tácticas de negociación de Washington, que el jefe de la asociación de productores de aluminio, Milton Rego, describió como “similares a las de Al Capone”. “Obtienes mejores resultados apuntando un arma a la cabeza”, manifestó.

Bajo un nuevo sistema basado en cuotas, las exportaciones de acero brasileño a Estados Unidos caerían en alrededor de un quinto, lo que daría un golpe a un sector clave que ya enfrenta una capacidad ociosa generalizada y un excedente del suministro global.

La Casa Blanca dijo el lunes que había alcanzado acuerdos para exenciones permanentes a los aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio procedentes de Brasil, Argentina y Australia, y que los detalles de los acuerdos se resolverían en breve. No dio detalles de los términos.

PUBLICIDAD

Los ministerios de Relaciones Exteriores y de Comercio de Brasil dijeron el miércoles que el Gobierno estadounidense suspendió las conversaciones el 26 de abril tras darle a Brasil la opción de elegir entre aranceles o cuotas.

La industria brasileña del aluminio optó por aranceles a la importación de un 10 por ciento, mientras que la del acero prefirió un sistema de cuotas, de acuerdo al comunicado, emitido de manera conjunta por los ministerios.

La Casa Blanca dijo el miércoles que los detalles sobre el acuerdo no se han resuelto y el presidente Trump consideraría volver a imponer los gravámenes si no se logra pronto un pacto.

“Estados Unidos y Brasil alcanzaron un principio de acuerdo sobre medios alternativos satisfactorios para abordar la amenaza de un deterioro de nuestra seguridad nacional debido a las importaciones de acero y aluminio”, dijo la portavoz de la Casa Blanca Lindsay Walters en una declaración.

“Los detalles de este principio de acuerdo no han sido concluidos. Además, si no se resuelven pronto los medios alternativos, el presidente considerará reimponer los gravámenes”, sostuvo.

 

Siguientes artículos

Tras 65 años, la paz se asoma en el paralelo 38
Por

La Guerra de Corea terminó en 1953 sin una conclusión real. Hoy, a más de 65 años de distancia, el conflicto entre Corea...