Como presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, señaló que México debe recuperar el principio de “no intervención” que establece la Constitución.

Lo anterior es en alusión a las crisis que se viven en Venezuela y Nicaragua, así como al distanciamiento de las pasadas administraciones con el gobierno cubano.

A pesar de que el nuevo gobierno tiene la firme intención de lograr una mejor relación económica y diplomática con los países de América Latina, académicos consultados por Forbes México consideran que la relación con Estados Unidos y la política interna serán factores de mayor peso que el trato con la región latinoamericana.

“El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no es un político con vocación internacionalista. El papel que seguirá (AMLO) es el de cuidar la relación con Estados Unidos”, señala el profesor e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Rodrigo Salazar Elena.

En este sentido, el director de programas académicos de negocios internacional del Tec de Monterrey Santa Fe, Manuel Valencia, considera que López Obrador no ha tenido una posición sobre los problemas en otros países, por lo que el presidente se va a dedicar a México, y a la relación Estados Unidos.

Asimismo, Salazar Elena menciona que lo prudente por parte de Andrés Manuel López Obrador es no intenta tener un posicionamiento inicial que sea contrario al gobierno de Estados Unidos.

Puedes leer:  Corrupción, desincentiva inversión en Latam

“Es correcto y sano que Andrés Manuel López Obrador no busque posicionamientos para provocar al presidente Trump a cambio de nada. Es un presidente que tiene ver por los intereses de los migrantes mexicanos”, explica Salazar Elena.

Por su parte, el catedrático del Tec de Monterrey señala que el presidente López Obrador no viajará durante el primer trimestre de 2019, ya que estará enfocado en México.

“Para López Obrador es claro que lo más importante es la política interior que la exterior. En reuniones importantes como la Cumbre de los 20 países más industrializados del mundo (G20) podremos ver el protagonismo del presidente de México en estos foros internacionales”, destaca Valencia.

México lejos de estar con la Alianza Bolivariana

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Venezuela, Nicolás Maduro, formaron parte de la delegación latinoamericana que estuvo presente en la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de diciembre.

Los dos mandatarios forman parte de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos. Ambos catedráticos señalan que México está lejos de formar parte de este organismo, debido a la importancia que tiene la relación con Estados Unidos.

López Obrador no ganaría nada si forma parte de la Alianza Bolivariana para estar en contra del gobierno de Estados Unidos, considera el integrante de Flacso.

Por su parte, el director de programas académicos de negocios internacional del Tec de Monterrey Santa Fe, expone que la invitación a los presidentes de Bolivia y Venezuela, Evo Morales y Nicolás Maduro, fue solamente protocolaria.

“Se fortalecerá la relación con los países latinoamericanos a nivel macroeconómico y de estrategia por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, pero más por una cuestión protocolaria”, agrega.

 

Siguientes artículos

Modificación corporativa en la era de disrupción
Por

Para que las organizaciones continúen creciendo, estas deben renovar su espíritu emprendedor y transformar una cultura c...