EFE.- La Comisión Europea calcula que la Unión Europea tendrá que invertir 195,000 millones de euros adicionales hasta 2027 para alejarse aceleradamente de los combustibles fósiles rusos, principalmente a través del despliegue de renovables, mayor eficiencia energética y desarrollo del hidrógeno sostenible.

“El modelo analiza todas las importaciones de combustibles fósiles de Rusia, siendo el gas natural el más difícil de eliminar”, señala la Comisión en el borrador del plan “Repower EU” que presentará la próxima semana.

El documento, adelantado por el portal francés Contexte y al que ha tenido acceso EFE, estima que la UE puede ahorrase al año 80,000 millones de euros en importaciones de gas, 12,000 mde en petróleo y 1,700 mde en carbón.

Separase de los productos energéticos rusos requerirá el despliegue “a escala masiva” de generación renovable, aumentar las importaciones de gas natural licuado, establecer compras conjuntas, desarrollar la industria del hidrógeno, así como reducir el consumo de hidrocarburos en transporte, industria y edificios.

Será preciso, añade la Comisión, aumentar la capacidad industrial y “la capacitación en tecnologías clave como la solar y la eólica, las bombas de calor y los electrolizadores”.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

La Comisión estima que también habrá que invertir unos 29,000 millones de euros adicionales para que la red eléctrica pueda absorber el incremento de la generación y el consumo.

“Una red energética de la UE verdaderamente interconectada garantizará la seguridad energética para todos”, añade la Comisión en el borrador del documento principal del plan Repower EU, que busca acelerar la transición de la Unión Europea hacia una economía sin carbono y sin combustibles importados de Rusia, país que la UE ha sancionado tras la invasión de Ucrania iniciada el pasado febrero. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Gazprom reduce un 28.3% el bombeo de gas a través de Ucrania
Por

Esto, debido a la negativa de la parte ucraniana a permitir el tránsito del combustible por la estación 'Sojranivka'.