Higia, la startup que desarrolla el brassier EVA, el primer dispositivo wearable para la detección del cáncer de mama, quiere seguir ayudando a las mujeres contra esta enfermedad y para ello concluyó una ronda de financiamiento de 5 millones de dólares.

La compañía utilizará este financiamiento, liderado por Khosla Ventures y Hummingbird VC, para comenzar con la comercialización del dispositivo EVA en México y América Latina para 2019 o 2020.

Higia realizará pruebas clínicas en Stanford Medicine X durante los próximos meses para adquirir autorización de la FDA.

“Somos la única empresa en América Latina que está trabajando en pruebas clínicas en la Universidad de Stanford y también estamos haciendo pruebas en el IMSS y con organizaciones que luchan para tratar esta enfermedad”, comentó Julián Ríos, director general y cofundador de Higia.

PUBLICIDAD

Para Julián Ríos no hay marcha atrás con esta inversión, si fallan es totalmente por su culpa, por su falta de eficiencia: “Significa una gran responsabilidad y una gran oportunidad. Pero también sirve para demostrar que las cosas se pueden hacer bien en México y en América Latina”.

El equipo de Higia decidió detener un momento la producción y la comercialización del brassier para tomar fuerzas, mejorar en sus estudios y pruebas para realizar un mejor lanzamiento internacional, incluyendo Japón.

“Primero que remos salir en toda américa Latina y tal vez posteriormente en Estados Unidos”, platicó el directivo.

 

Retos

Higia está enfocada en servir a poblaciones marginadas, tal como lo son el 50% de la población mundial femenina que tiene tejido mamario denso y para quienes la mastografía sólo tiene una sensibilidad del 70%.

Pero uno de sus principales retos fue coordinar muchas áreas de conocimientos en inteligencia artificial, de programación de hardware.

El equipo de Higia también tuvo que “luchar” para generar una labor de convencimiento, “ya que algunos de los profesionales de la salud, a veces no están muy acostumbrados a recibir nuevas ideas, y es necesario trabajar más para que acepten nuevas tecnologías”, comentó el director general de Higia.

Otro reto fue trabajar con un sistema muy regulado “en el cual se debe juntar una gran cantidad de investigación clínica para validar lo que hacemos. Es un reto, no sólo para nosotros si no para cualquiera que esté en ese campo”, dijo Ríos.

También puedes leer: A sus 18 años, un mexicano puede revolucionar la detección del cáncer de mama

 

Siguientes artículos

Fitch pone perspectiva negativa a Pemex por incertidumbre
Por

La calificadora explicó que la perspectiva a negativa refleja el aumento de incertidumbre sobre la estrategia de futuros...