La evaluación a los maestros de educación básica a través de un instituto autónomo se convirtió en un punto central de la Reforma Educativa que se articuló durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, pero estos procesos están a punto de perecer. 

La desaparición de Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) como lo plantea la iniciativa de López Obrador enviada al Congreso de la Unión en diciembre pasado, abriría la puerta a practicas como las negociaciones entre las autoridades educativas del estado y sindicatos de plazas docentes, advierten organismos y partidos de oposición en ambas Cámaras. 

Por otra parte, tanto el gobierno federal como integrantes de Morena en el Congreso advierten que el INEE se “percibió como un instrumento persecutor para el magisterio”.

El documento propone cancelar la Reforma Educativa que “ha tenido como consecuencia que exista resistencia a la aplicación de la misma por parte de los docentes”. 

PUBLICIDAD

INEE sobre su desaparición: atenta contra equilibrio y separación de poderes

El texto apunta que se debe colocar en el primer plano el reconocimiento de la función magisterial y establecer procedimientos de estímulos y valoración positiva a  los maestros y establece la eliminación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que de acuerdo con la iniciativa se “percibió como un instrumento persecutor para el magisterio”. 

En cambio propone la creación del Centro Nacional para la revaloración del magisterio y la mejora continua de la educación, el cual estaría enfocado en la elaboración de programas de actualización y formación continua del magisterio establecer los criterios para verificar los resultados de estos programas y presentar a las autoridades educativas para tomar en cuenta los resultados de estas evaluaciones y aplicar soluciones que eleven el nivel de calidad de educación. 

De acuerdo con Adela Piña Bernal, presidenta de la Comisión de Educación en la Cámara de Diputados quien también integra la Sección 9 de la Comisión Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), durante la operación del INEE no hubo avance o cambios en la calidad de enseñanza de los profesores y en cambio se generó mucho dispendio de recursos. 

“El instituto se convirtió en un espacio que adoptó la línea de reprimenda o castigo a los maestros”, aseguró. 

Aunque la diputada advierte que la esencia de la propuesta de AMLO es el cambio de métodos para la evaluación y no su desaparición.

En contraste, David Calderón, presidente de Mexicanos Primero, afirma que sí hubieron avances y existe evidencia técnica, sobre todo en los indicadores estatales.  

“El nivel de aprendizaje de los alumnos mexicanos no ha cambiado gran cosa porque no aparecen de a noche a la mañana pero en el desarrollo estatal se perciben mejoras como en Campeche, Jalisco, Yucatán, Sonora. Se puede notar que los directores de escuelas que llegaron por los directores que llegaron por evaluación obtuvieron los mayores avances en en logro de aprendizaje”, advierte el especialista. 

El integrante de Mexicanos Primero afirma que no plantean una postura en contra de la renovación del INEE pero si se enfocan en la importancia de la autonomía de este instituto. 

“Un centro de evaluación sin autonomía sería el equivalente de regresar el Banco de México a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)”. 

La iniciativa también contempla que a través del Servicio de Carrera del Magisterio, se atienda el desarrollo profesional de los docentes que incida en el aumento de sus ingresos y señala que sus funciones especificas se definirían en las leyes secundarias que emanen de esta reforma. 

También se enfoca en la prioridad al fortalecimiento de las escuelas normales y otras instituciones de educación superior que brindan formación docente. 

La Reforma Educativa eterna que aplica México

Agrega que será el Ejecutivo federal quien determine los planes y programas de estudio de educación preescolar, primaria, secundaria y normal con el apoyo del los gobiernos estatales y actores involucrados en la educación. 

Sin especificar, la iniciativa también apunta a la importancia de “lograr acuerdos políticos” para alcanzar la paz en el país. 

Hoy inicia el análisis para la iniciativa que propone su derogación y el “cambio de paradigma educativo” propuesto por López Obrador con una serie de audiencias públicas a las que los integrantes de la 64 legislatura atenderán las propuesta y señalamientos a esta iniciativa por parte de docentes, representantes sindicales, organismos, académicos e integrantes de escuelas normales y de educación superior. 

A estas audiencias también asistirán los integrantes del INEE. 

Aunque el proceso de análisis y aprobación de esta iniciativa promete ser un proceso incluyente con diversos sectores de la sociedad enfocados en el sistema educativo del país, la esencia de la iniciativa enviada por el ejecutivo federal no cambiará, afirmó Adela Piña Bernal, presidenta de la Comisión de Educación en San Lázaro. 

“Es el espíritu de la una gran reforma integradora, universal, que busca rescatar lo mejor que tiene el país que son los valores y la identidad histórica”, señaló Piña Bernal. 

Sin embargo, se integrarán cambios como la precisión de la autonomía de las universidades e instituciones de educación superior que fueron omitidos en la iniciativa del Ejecutivo Federal, por “un error de redacción” de acuerdo con las autoridades federales. Además de aspectos generales de la educación inicial que también no se presentan en esta reforma. 

 

 

Siguientes artículos

¿Qué implica la reducción de plazas de gobierno promovida por AMLO?
Por

Reducir el número de plazas y los salarios de la función pública puede dar como resultado una operación gubernamental co...