Reuters-El presidente de Bolivia, Evo Morales, prometió el sábado convocar a una segunda vuelta electoral si una eventual auditoría de un conteo de votos que le dio la victoria halla evidencia de fraude, en un intento por calmar las protestas y las críticas internacionales tras su cuestionada reelección.

Morales, actualmente el presidente con más años en el poder en América Latina, es el único sobreviviente de un grupo de líderes izquierdistas que asumieron el cargo en la década anterior, la mayoría de ellos ya reemplazados por gobiernos conservadores.

El mandatario pareció preocupado por su reputación en el extranjero, en un momento en que observadores electorales internacionales y gobiernos ponen en duda la legitimidad de su victoria en primera vuelta el domingo 20 de octubre.

Venezuela, Cuba y México han felicitado al líder izquierdista que el sábado cumplió 60 años, mientras la Unión Europea y algunos de países de la región como Estados Unidos, Brasil, Argentina y Colombia lo han exhortado a realizar un balotaje con su principal rival, el expresidente Carlos Mesa.

Perú dio el sábado la bienvenida a la invitación de Morales para que la Organización de los Estados Aericanos (OEA) haga una “auditoría integral” de la votación conforme a “la Constitución y leyes bolivianas”, aunque no comentó sobre una eventual segunda vuelta.

Mesa anunció el sábado que la Coordinadora de Defensa de la Democracia, una coalición cívica de oposición, designará una comisión que haga gestiones ante la comunidad internacional para que desconozca los resultados anunciados por la autoridad electoral.

 

Siguientes artículos

Sufre accidente camioneta con reporteros que cubrían gira de AMLO en Sonora
Por

Los últimos reportes arrojan que hay seis heridos que fueron llevados a un hospital de Ciudad Obregón.