Además de Rodrigo Rato, la justicia española también investiga el uso que hicieron 86 consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia de tarjetas de crédito no declaradas y concedidas al margen legal de la entidad financiera.

Reuters

La Fiscalía de Madrid presentó el jueves una denuncia contra el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, informó el Tribunal Superior de Justicia de la capital de España.

PUBLICIDAD

El registro estaba relacionado con un presunto delito de lavado de dinero, dijo una fuente judicial, abriendo otro frente para el que fuera uno de los políticos más reputados del Partido Popular (PP), la formación conservadora que gobierna España y cuya militancia está temporalmente suspendida.

Agentes de la Agencia Tributaria se desplazaron por la tarde para registrar el hogar madrileño de quien fue también vicepresidente y ministro de Economía del Gobierno español, denunciado junto a otras personas cuya identidad aún no ha trascendido.

Rato, que fue unos de los integrantes más destacados en los dos gobiernos de José María Aznar y sonó para dirigir el PP hace más de una década, cuando se le consideraba impulsor del boom económico español, tiene otros dos frentes judiciales abiertos.

Tras tres horas de registro, Rato -quien también fue presidente de la entidad bancaria Bankia- salió de su domicilio poco después de las 20:00 hora local, escoltado por agentes de la Agencia Tributaria, según imágenes de televisión y un testigo de Reuters.

Rato y los agentes se trasladaron después a su oficina, situada también en el centro de la capital, donde se estaba procediendo a otro registro, según fuentes judiciales.

Un representante legal de Rato no estuvo disponible para hacer comentarios, y varias llamadas y un correo electrónico a una persona que fue su representante en el pasado no fueron contestados.

El ex director gerente del FMI es uno de los altos cargos imputados por la Audiencia Nacional por un presunto fraude sobre la salida a bolsa de Bankia en 2011. Él defiende su actuación.

Además, la justicia también está investigando el uso que hicieron un total de 86 consejeros y directivos de Caja Madrid y luego de Bankia de unas tarjetas de crédito no declaradas y concedidas al margen de los estatutos de la entidad financiera, un escándalo que ha provocado múltiples dimisiones en distintos ámbitos del mundo empresarial y político español.

Tras tener que depositar una fianza de responsabilidad civil por este segundo caso, Rato pidió temporalmente la suspensión de militancia del PP.

 

Siguientes artículos

Ganancias de Schlumberger caen 38.8%
Por

Las ventas de la empresa descendieron casi un 9% a 10,250 mdd.