Miguel es un pequeño niño de 12 años fanático de la música, en especial de Ernesto de la Cruz, el músico más grande que ha dado México. Sin embargo, tiene un problema: su familia odia la música desde tiempos inmemorables; pese a ello, dará la lucha por su sueño, tanto en el mundo de los vivos, como en el de los muertos.

Esta sólo es una pequeña postal que cuenta a grandes rasgos el argumento de Coco, la nueva película que estrenan en conjunto Disney y Pixar, y que se desarrolla en su totalidad en nuestro país, entre abuelitas mexicanas con chancla en mano, xoloitzcuintles, zapateros, mariachis y un sinfín de rasgos de la cultura nacional.

Pero hay una tradición particular sobre la cual se monta la historia de la cinta: el Día de Muertos, una celebración que impactó a estos dos gigantes de la animación. Así lo señala Lee Unkrich, director de la película, quien fue el encargado de llevar la idea de la cinta a los dos genios detrás de los éxitos de Pixar: John Lasseter y Ed Catmull.

“Pixar nos da a nosotros sus directores siempre la posibilidad de mostrar ideas nuevas, entonces eso fue la que pasó con ‘Coco’, yo tuve un acercamiento inicial con el Día de Muertos y me encantó todo lo que lo envolvía, entonces platiqué con John y Ed sobre esto y pues decidimos aventurarnos a hacer una historia”, comenta, en entrevista con Forbes México, Lee Unkrich, quien anteriormente había dirigido cintas como “Toy Story 3” y producido otras como “Monsters University” y “The Good Dinosaur”.

PUBLICIDAD

En particular, agrega, lo que más le gustó de esta festividad, que data de algunos cientos de años en México, fue el valor que las familias le daban al hecho de dedicar de manera solemne un día de su vida a recordar a aquellas personas que ya no estaban con ellos.

“Me fascinaron los valores que rodean a esta tradición mexicana, el hecho de que las personas valoren que lo que ellos son hoy es resultado en gran medida de lo que en su momento fueron también sus antepasados, por eso decidimos abordar de la manera en que lo hicimos la historia de Miguel”, detalla.

 

Años de investigación

Para poder lograr esta película, que durante su primer fin de semana en la salas de cine mexicanas recaudó más de 176 millones de pesos (mdp), se requirió antes que nada una labor titánica de investigación.

Lee también: ‘Coco’ arrasa la taquilla mexicana en su primer fin de semana

“Desde que presenté el proyecto a Pixar hasta el día de hoy pasaron casi seis años, tiempo que dedicamos casi en su mayoría a visitar en muchísimas ocasiones México, esto para poder aprender bien el peso de esta tradición, sus alcances y cada una de sus
motivaciones”, dice el director.

Junto a él, en estas visitas estuvieron también Adrián Molina, codirector de la cinta, y Darla Anderson, su productora, quienes también pasaron semanas adentrándose en la cultura mexicana, con el objetivo de poder entregar al público una pieza bien armada.

“A mí en lo personal me gustaba mucho el retratar el valor que las personas pueden llegar a darle a sus pasiones, como pasó con Miguel y la música, llegando en algunos casos a separarse de sus familias para poder ellos conseguir sus sueños, este conflicto es muy duro y tratamos de mostrarlo también”, comenta Adrián Molina, quien ha participado en películas como “Ratatouille”.

 

La música como guía

Disney y Pixar tienen en particular una larga relación con la música, la cual marca cada una de sus películas; sin embargo, para “Coco”, dice Lee Unkrich, el valor de este elemento fue incluso aún mayor, ya que la melodía es su hilo conductor, debido a la pasión del pequeño Miguel por ella.

Fue por eso que los tres, Lee, Adrián y Darla, también pasaron horas y horas escuchando toda la variedad de música que marca a México.

“Durante estos seis años que nos llevó el proceso de elaboración de la película también dedicamos bastante tiempo a escuchar a artistas muy importantes del país, como Pedro Infante, Jorge Negrete o Vicente Fernández, quienes nos sirvieron como base para crear, por ejemplo, a Ernesto de la Cruz”, comenta Molina.

Sin embargo, agrega Unkrich, no se enfocaron únicamente en este tipo de música, sino que también buscaron referentes de banda o, inclusive, de artistas más contemporáneos, como Camilo Lara, del Instituto Mexicano del Sonido (IMS), quien fue uno de los asesores clave de la película en este sentido.

Finalmente, Adrián Molina explica que también para completar su score trabajaron con canciones tradicionales, como La Llorona, la cual es en su momento interpretada por el personaje de Mamá Imelda.

Fue precisamente él, Adrián, uno de los coautores de la canción “Recuérdame”, la más importante dentro de la cinta.

 

Siguientes artículos

Coco
‘Coco’ arrasa la taquilla mexicana en su primer fin de semana
Por

La cinta de Disney-Pixar recaudó 176.77 millones de pesos en sus primeros tres días de exhibición.