Por Alma Solís, corresponsal

PANAMÁ. Mossack Fonseca ha creado cerca de 240,000 sociedades, su actuar es jurídico y en algunos casos no conoce quién es el cliente final, afirma Ramón Fonseca Moras, socio principal de la firma de servicios legales y fiduciarios en entrevista con Forbes Latam.

“Hasta hace poco no había necesidad de conocer al cliente final, no era necesario. Por ejemplo, antes le vendías una sociedad a un banco en Suiza y no nos podía dar el nombre del cliente por temas de confidencialidad, ahora tenemos una obligación limitada que consiste en que debemos conocer el nombre del intermediario y  saber que ellos sí tienen el nombre del beneficiario final”, explica Fonseca.

Ramón Fonseca Moras, socio principal de la compañía, de la que también es socio el empresario de origen alemán Jürgen Mossack, con voz pausada y aparente calma, tal vez porque “ya tenía conocimiento de lo que venía”, dio a Forbes Latam una entrevista vía telefónica para dar su punto de vista sobre los resultados de la investigación Panama Papers, donde su firma es señalada como un eslabón clave en la cadena de conformación de sociedades “fantasma” en lugares como Panamá, las Bahamas e Islas Vírgenes.

PUBLICIDAD

Ante el cuestionamiento de si reconoce como clientes de su firma a los personajes que, de acuerdo con la investigación realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, hicieron uso de su despacho para realizar operaciones de inversión en los países señalados, el abogado panameño de 63 años es tajante al decir que no:

“Nosotros hacemos vehículos legales: sociedades anónimas, fundaciones y fideicomisos, y las vendemos principalmente a intermediarios como bancos, fiduciarios, contables  y abogados.”

Ramón Fonseca aseguró a esta revista que la actividad de la empresa se limita a la parte jurídica del negocio y no al accionar de las empresas: “Nosotros no tenemos responsabilidad de las acciones de las sociedades, lo que hacen, eso es tema del cliente final.”

Para el panameño, es “muy injusto” decir que los mencionados en la investigación periodística son clientes suyos.

“Lamentablemente, en los papeles legales el nombre que sale es el nuestro y, si algo pasa, al primero que van a buscar es al abogado que hizo la sociedad”, afirma

El socio de Mossack Fonseca aseguró que la empresa tiene 40 años de ofrecer sus servicios y que nunca había sido acusada de nada, y que sólo se le ha solicitado información para un caso en Nevada, en EU, y otro en Brasil, este último vinculado al caso de Lava Jato.

Si embargo, ésta no es la primera vez que el nombre de Mossack Fonseca toma los titulares de los diarios internacionales. Semanas atrás, Ramón Fonseca se separó temporalmente del cargo de Ministro Consejero del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela –también ostentaba el cargo de presidente del Partido Panameñista, actualmente en el poder–.

La separación se debió a que la firma Mossack Fonseca, fundada en 1977, fue mencionada en pesquisas de la justicia brasileña, por supuestamente ser utilizada para ocultar activos en el caso Lava Jato en Brasil.

El también escritor dijo a Forbes que  Mossack Fonseca ha creado cerca de 240,000 sociedades, pero recalcó que su actuar es jurídico y que en algunos casos no se conoce quién es el cliente final de las sociedades que crea. Aunque, añadió, con el cambio en las normativas de las distinta jurisdicciones esto se ha modificado, y ahora sí necesitan información de quién es el cliente final.

Pero si bien en la mayoría de los 27 países donde opera Mossack Fonseca la normatividad no los obliga a saber el nombre de los clientes, de acuerdo con Ramón Fonseca en algunos lugares “como Islas Vírgenes sí tenemos que conocer el nombre del cliente, y tengo entendido que nosotros estamos pidiendo conocer el nombre en todas las jurisdicciones para evitar este tipo de problemas”.

El abogado panameño negó que exista algún tipo de investigación abierta a la firma.

La información obtenida para la investigación periodística fue producto de “un hackeo limitado”, dijo Fonseca Mora, quien añadió que se enteró del mismo hace poco tiempo y que su firma ya investiga al respecto. “Ya estamos en total conocimiento y cerramos el hueco.”

El 1 de abril Mossack Fonseca envío una carta a sus clientes en la que les dejó ver lo que estaba sucediendo y les adelantó lo que pasaría con el resultado de esta investigación. Sobre la reacciones de sus clientes, el abogado aseguró que se dieron diversas respuestas, pero que en varios casos hubo “mucha comprensión”.

Cabe destacar que el hecho de realizar o formar parte de una sociedad anónima no constituye un delito en sí en Panamá; éstas son legales y de uso habitual. Sin embargo, distintas investigaciones han arrojado que algunas son presuntamente utilizadas para evadir impuestos o llevar a cabo otro tipo de actos fuera del marco de la ley.

 

Siguientes artículos

Sir Richard Branson “lamenta” venta de Virgin America
Por

El empresario británico afirmó que la regulación estadounidense limitó su derecho al voto en el consejo de Virgin Americ...