¿Qué características generales debe tener un CFO? Aquí se proponen cinco principios que enuncian la función y las expectativas de un profesional de finanzas.

 

 

Por Raúl González Lima

 

La Federación Internacional de Contadores (IFAC, por sus siglas en inglés), a través de su Comité de Contadores Profesionales en los Negocios, a finales de 2013 emitió un documento para discusión sobre la función y las expectativas de un director de finanzas (CFO).

 

Este documento pretende responder la pregunta: “¿Qué características generales debiera tener un CFO?” Se proponen cinco principios que enuncian la función y las expectativas de un CFO, como sigue:

  1. El CFO debe ser un líder organizacional efectivo y un miembro importante de la alta administración. Facilita la creación y preservación de valor sustentable.
  2. El CFO debe buscar un equilibrio entre las responsabilidades de la administración y los negocios de la sociedad. La función del CFO requiere valorar la importancia tanto de la conformidad como del desempeño. La conformidad incluye la administración de los activos y asegurar que la organización se conduzca a sí misma de acuerdo con los requerimientos legales y regulatorios aplicables. El desempeño incluye ayudar a la organización a definir una estrategia, obtener recursos y cumplir sus objetivos estratégicos sustentablemente. Estas distintas facetas de la función del CFO necesitan ser asumidas con integridad y sin comprometer una con otra.
  3. El CFO debe actuar como integrador y conductor de la organización. Con su amplia perspectiva de la organización y el ambiente en que ésta se desempeña, el CFO necesita ayudar a su organización a conducirse por los procesos y retos relativos al desarrollo, administración y ejecución de una estrategia. Como integrador y conductor, el CFO debe facilitar la creación de valor sustentable ayudando a asegurar que su organización incorpore o integre factores económicos, sociales y ambientales en todos los niveles de toma de decisiones e información.
  4. El CFO debe ser un líder efectivo de las funciones de finanzas e información financiera. El CFO necesita dirigir efectiva y eficientemente la función de finanzas e información financiera, guiando eficientemente a la organización en la utilización de recursos, y al mismo tiempo ofrecer valor a sus clientes. El CFO debe ser capaz de evaluar y optimizar los beneficios y retos que puedan surgir derivados de tendencias como la centralización, la utilización de servicios de terceros (outsourcing) o la relocalización de la función de finanzas e información financiera, así como asegurar que el talento y la capacidad financiera sean retenidos y cuidados dentro de la organización.
  5. El CFO debe ser un profesional que aporte cualidades profesionales a la función y a la organización. El CFO debe aportar cualidades profesionales a su función y estimular la conducta ética y la toma de decisiones en toda la organización, para asegurar la creación de valor sustentable. Al desempeñar la función de CFO, los contadores profesionales se mantienen atentos a sus principios fundamentales de integridad, objetividad, competencia y cuidado profesionales, confidencialidad y conducta profesional.

 

En adición a la supervisión de las funciones de finanzas e información financiera y de los sistemas de información relativos a que hace referencia el cuarto principio anterior, las responsabilidades de los CFO también incluyen:

  • Demostrar liderazgo ético e integridad en los negocios.
  • Equilibrar las preocupaciones y presiones de corto plazo, tales como la administración del efectivo, liquidez y rentabilidad, con la visión a largo plazo y el éxito organizacional sustentable.
  • Cubrir las funciones de la administración mediante el aseguramiento del cumplimiento y el control efectivos, y respondiendo a las cada vez mayores medidas regulatorias, que incluyen la información financiera, los requerimientos de capital y la responsabilidad corporativa.
  • Compartir las responsabilidades del liderazgo estratégico con el Director General (CEO) y otros miembros de la alta administración, y asegurar que las funciones de finanzas e información financiera apoyen al negocio a un nivel estratégico y operacional.
  • Impulsar y administrar el cambio y la innovación dentro de la organización.
  • Comprometerse y comunicarse efectivamente con colegas, inversionistas, clientes, proveedores, reguladores y terceros interesados, tanto internos como externos.

 

Por otra parte, este documento señala, con base en una encuesta de E&Y, que la educación básica predominante de los CFO en Europa y algunos países de Asia y África se concreta a un título de Finanzas (29%), una Certificación Contable (27%) o una Maestría en Finanzas (27%).

Para mayor información sobre el documento referido en este artículo, ver esta página electrónica en inglés.

 

 

Raúl González Lima es Contador Público Certificado y Profesional Certificado en Finanzas por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) y el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF). Representante del IMCP en el Comité de Contadores Profesionales en los Negocios de IFAC. Director General de Información a Bolsa de Grupo Televisa, S.A.B.

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Cómo superar los retos en tu empresa familiar?
Por

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.     Las empresas familiares...