Entre los científicos que viajaban en el avión estaba Joep Lange, quien investigó la enfermedad por más de 30 años y era considerado como una de las principales figuras en el área.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

 

MELBOURNE/ÁMSTERDAM.- La comunidad mundial que investiga la enfermedad del SIDA estaba conmocionada el viernes ante la sospecha de que decenas de expertos internacionales en VIH murieron tras la caída de un avión malasio, derribado en el este de Ucrania, lo que representaría un revés en la lucha global contra el virus.

Entre los científicos que viajaban en el avión siniestrado se encontraba Joep Lange, quien investigó la enfermedad por más de 30 años y era considerado como una de las principales figuras en el área. Además, era admirado por su incansable trabajo para conseguir fármacos accesibles contra el sida para pacientes en países pobres.

“La salud mundial y la respuesta al SIDA han perdido a uno de sus grandes líderes”, dijo Peter Piot, director de London School of Hygiene & Tropical Medicine y ex director ejecutivo del programa de lucha contra el sida de la ONU, ONUSIDA, a Reuters en Londres.

“Joep Lange era uno de los investigadores del SIDA más creativos, un humanista y un organizador incansable, dedicado a sus pacientes y a combatir el SIDA en los países más pobres”, agregó.

ONUSIDA dijo que temía que “algunos de los académicos de mayor excelencia, trabajadores del cuidado de la salud y activistas en la lucha contra el sida puedan haber muerto” en el avión.

“El profesor Lange era una luz destacada en el campo desde los primeros días del VIH y trabajó incesantemente para ampliar el acceso a los medicamentos antiretrovirales alrededor del mundo”, afirmó.

Unas 100 personas que tenían como destino final la conferencia SIDA 2014 en Melbourne estaban en el vuelo, reportó Fairfax Media, incluyendo a Lange, ex presidente de la Sociedad Internacional del Sida (IAS, por su sigla en inglés), que organiza el evento.

“La familia de ONUSIDA está profundamente conmocionada (…) Las muertes de tantas personas comprometidas a trabajar contra el VIH será una gran pérdida para la respuesta al SIDA”, dijo Michel Sibide, director ejecutivo del programa de la ONU.

La conferencia, que tiene previsto comenzar el domingo, presentará al ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton como uno de los oradores destacados y se espera que asistan unos 12,000 participantes.

El IAS dijo que continuaba trabajando con las autoridades para confirmar el número de delegados que viajaban en el vuelo y que seguiría adelante con la conferencia como estaba planeado.

 

Siguientes artículos

Google, con las mejores condiciones para migrar a móviles
Por

La empresa está haciendo exitosamente la transición de su negocio desde los computadores personales a los celulares, y e...