La oficina de estadísticas del Reino Unido dijo que la mayor contribución al crecimiento en el último trimestre de 2014 provino del comercio, que sumó 0.9%, un brusco cambio desde 0.5% entre julio y septiembre.

Reuters

 

PUBLICIDAD

La economía británica se expandió a fines del año pasado con mayor fuerza de lo estimado previamente gracias a una fuerte mejora de las exportaciones, mostraron datos oficiales el martes que fortalecen la posición del primer ministro David Cameron antes de la elección nacional del 7 de mayo.

El ministro de Finanzas, George Osborne, también presentó el martes datos que mostraron que los ingresos familiares crecieron a su mayor ritmo anual en más de cuatro años.

No obstante, la esperanza de una recuperación económica más equilibrada podría verse frustrada por una caída del 0.9% en la inversión empresaria durante el cuarto trimestre frente al período julio-septiembre.

Aún así, la inversión de las empresas en todo el 2014 aumentó un 7.5%, su mejor desempeño desde el 2007.

Entre octubre y diciembre, el Producto Interno Bruto (PIB) creció un 0.6% trimestral, según la Oficina Nacional de Estadísticas, lo que se compara con una lectura previa de un 0.5% y coincide con el ritmo de expansión en el tercer trimestre.

La libra trepó frente al euro luego de conocerse los datos, y los precios de los bonos del Gobierno británico cayeron brevemente.

Para el 2014 en su conjunto, la economía británica creció un 2.8%, cifra revisada al alza desde una estimación anterior del 2.6%, a su ritmo más potente desde el 2006.

Alan Clarke, economista de Scotiabank, dijo que el panorama para Gran Bretaña -que durante el 2014 creció a mayor ritmo que cualquier otra economía desarrollada- era positivo.

No obstante, Clarke observó signos de una desaceleración a comienzos de este año, después de que datos oficiales indicaron una caída en la producción en la dominante industria de servicios durante enero.

La oficina de estadísticas dijo que la mayor contribución al crecimiento en el último trimestre de 2014 provino del comercio, que sumó 0.9 puntos porcentuales, un brusco cambio desde el retroceso de 0.5 puntos porcentuales entre julio y septiembre.

Esto ayudó a reducir el déficit de cuenta corriente británico en los últimos tres meses del 2014, tras alcanzar su máximo nivel histórico en el tercer trimestre.

Para todo el 2014, la brecha se amplió al 5.5% del PIB, el mayor déficit desde que comenzaron a registrarse estos datos en 1948.

El gasto de las familias, principal motor de la recuperación de la economía británica, sumó 0.4 puntos porcentuales al crecimiento en el último trimestre, desacelerándose levemente frente a los tres meses anteriores.

A cinco semanas de las elecciones nacionales, las cifras serán bienvenidas por el gobierno de Gran Bretaña.

 

Siguientes artículos

Confianza del consumidor en EU sube durante marzo
Por

The Conference Board dijo que su índice de la actitud del consumidor aumentó a 101.3 desde un dato revisado al alza de 9...