La Justicia brasileña condenó este miércoles al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a 12 años y 11 meses de cárcel en otro caso por delitos de corrupción y lavado de dinero, informaron fuentes judiciales.

El petista fue sentenciado por supuestamente recibir 1 millón de reales en propinas referentes a las reformas de un inmueble en Atibaia que está en nombre de Fernando Bittar, hijo del amigo de Lula y ex alcalde de Campinas, Jacó Bittar. Según la sentencia, las obras fueron sufragadas por las contratistas OAS, Odebrecht y Schahin.

Lula da Silva ya cumple condena desde el pasado abril por otro caso de corrupción, después de que la Justicia diera por comprobado que recibió un apartamento en una playa de Sao Paulo a cambio de sobornos.

 

 

Siguientes artículos

Coronavirus COVID-19
Crisis demográfica en Italia: número de bebés nacidos toca mínimo récord en 2019
Por

La nación europea tiene una población decreciente y una fuerza laboral cada vez con más edad, es una de las razones que...