Marcelo Odebrecht, ex presidente ejecutivo de Odebrecht SA, la mayor empresa de ingeniería y construcción de Latinoamérica, fue sentenciado a 19 años de prisión por una corte federal de Brasil por soborno, lavado de dinero y crimen organizado, dijo un tribunal el martes en un comunicado.

Marcelo Odebrecht es el ejecutivo más conocido en ser condenado como resultado de investigaciones de corrupción que ya llevan dos años.

El empresario es considerado la figura central del sector privado en lo que la policía federal y fiscales han calificado como una organización criminal.

PUBLICIDAD

El escándalo gira alrededor de una compleja trama de sobrefacturación y sobornos a políticos en la petrolera estatal brasileña Petrobras SA que amenaza con poner fin al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

El 19 de junio de 2015, la policía brasileña arrestó a al presidente de la firma. Odebrecht dijo que la policía irrumpió en sus oficinas en Sao Paulo y Río de Janeiro e hizo varios arrestos, aunque no confirmó ningún nombre. La compañía aseguró que los arrestos fueron “innecesarios”, ya que está colaborando con los investigadores.

Marcelo Odebrecht estuvo al frete de la firma entre 2008 y 2015. No obstante, dejó el cargo en junio de 2015, cuando entró en prisión preventiva por el escándalo de Petrobras.

Odebrecht se dedica a proyectos de construcción, ingeniería, petroquímica, energía, industria naval y defensa. Actualmente, la firma cuenta con 168,000 empleados y opera en 28 países, entre los que destaca México, Estados Unidos, Reino Unido, China y Sudáfrica.

Entre 2001 y 2014, Odebrecht participó en 120 concursos de licitación para Petrobras, de los que se llevó el 10%, según datos de la petrolera.

La empresa brasileña cuenta con más de 50 contratos en América Latina, con obras en Argentina, Colombia, Ecuador, Cuba, Pana­má, Perú, República Dominicana y México.

Los últimos contratos que ha ganado la empresa son la construcción y operación de 78 Centros de Salud en Belo Horizonte, Brasil que se anunció el 7 de marzo del presente año.

El 10 de diciembre de 2015, el consorcio conformado por Odebrecht Ambiental e Interagbar de México ganó la concesión por 30 años para operar los servicios de agua y saneamiento en Veracruz en México.

En octubre del año pasado, la empresa brasileña junto con Acciona ganó el contrato para la construcción de la Línea Uno del Metro de Quito en Ecuador.

De acuerdo con Forbes Brasil de 2014, la familia Odebrecht ocupa la posición número ocho de la lista de millonarios brasileños, con una fortuna calculada en 4,500 mdd.

 

Odebrecht en México

La firma brasileña comenzó operaciones en México en el año 1991. Odebrecht ha participado en la construcción de la represa Los Huitles, en Sinaloa, y la renovación de líneas de trans­misión en Torreón, Coahuila.

En 2010, su filial Braskem se unió a la mexicana Idesa para crear Braskem Idesa, firma que desarrolla el proyecto Etileno XXI, centrado en la construcción y operación del complejo petroquímico.

La empresa anunció una inversión total de 4,500 mdd, la cual comprende la inversión de capital fijo por 3,200 mdd, que permitirá la apertura del complejo petroquímico Etileno XXI en 2015, que producirá para 2025 un millón 500,000 toneladas de polietileno.

En octubre de 2013, Marcelo Odebrecht visitó al presidente Enrique Peña Nieto e informó que su empresa invertirá en México 8,100 mdd en los próximos cinco años.

La petroquímica, saneamiento, energía hidráulica renovable, producción de etanol, azúcar y energía renovable, así como concesiones carreteras son los aspectos en los que tiene interés la empresa carioca.

En noviembre de 2015, Odebrecht Infraestructura firmó un contrato con Pemex Transformación Industrial para la construcción de Terracerías y del Circuito Vial Externo e Interno para el proyecto de Ampliación de la Refinería “Miguel Hidalgo”.

El contrato fue por 115 mdd y tiene un plazo de construcción de 18 meses.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

corrupcion
Por cada político, tres empresarios corruptos  
Por

Alejandro Legorreta, director del fondo Sabino Capital afirma que si los partidos fueran empresas que quisieran cotizar...