Reuters.- Extrabajadores de la minera Grupo México planean bloquear el acceso a la mina de cobre Buenavista el 1 de diciembre para presionar a la empresa y al nuevo gobierno mexicano para que les devuelvan sus contratos laborales colectivos.

La acción es parte de una disputa de larga data después de que Grupo México despidiera a la fuerza laboral en la mina y la reabriera en 2010, luego de que un juez federal dictaminara que una huelga de casi tres años por una disputa laboral era ilegal.

“Buscamos recuperar nuestro contrato colectivo de trabajo que fue robado por Grupo México”, dijo a Reuters Sergio Tolano, secretario general de la sección 65 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros.

Tolano dijo que los 650 miembros sindicales de la sección planean bloquear las vías de acceso a la mina Buenavista del Cobre, ubicada en el estado de Sonora, el 1 de diciembre, justo cuando Andrés Manuel López Obrador asumirá como presidente de México.

PUBLICIDAD

“Ahora viene el nuevo gobierno, un gobierno apegado a los trabajadores”, agregó Tolano.

Grupo México dijo que cualquier movimiento para bloquear las vías de acceso a su mina sería ilegal.

“No trabajan para nosotros desde hace muchísimos años (y) si no hay una relación laboral no te puedes ir a huelga. Es una muy lamentable declaración, denota una ignorancia absoluta”, sostuvo Jorge Lazalde, abogado general de Grupo México. “Obviamente si violan la ley tendrán que atenerse a las consecuencias”, agregó.

El sector minero ya está en alerta máxima desde que una senadora de Morena –el partido de López Obrador– presentó la semana pasada un proyecto de ley que los analistas dijeron podría obstaculizar las operaciones mineras, afectando a las acciones de Grupo México y otras firmas.

El proyecto de ley busca reformar la Ley Minera para obligar al gobierno a contar con el consentimiento de las comunidades indígenas antes de otorgar concesiones mineras.

Lee también: Reforma minera será analizada con empresas antes de discutirla en el Congreso

Las acciones y el peso mexicanos han sido sacudidos en las últimas semanas por otro proyecto de ley respaldado por Morena que reduciría las comisiones bancarias, así como por la decisión de López Obrador de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Los movimientos han avivado los temores sobre cómo López Obrador dirigirá la segunda economía más grande de América Latina tras asumir la presidencia el 1 de diciembre.

El conflicto por el NAIM agrava el riesgo de quiebra para algunas aerolíneas: Canaero

 

Siguientes artículos

Robo de combustible a Pemex creció 22% durante septiembre
Por

El robo de gasolina y diésel hasta septiembre ya rebasó la cifra total de 2017.