El PAN y el PRD están situados en los extremos, uno a la derecha del PRI y otro a la izquierda, lo que provoca que estén cada vez más lejos de sus electores y pierdan credibilidad.

 

 

 

El PAN y el PRD, en la geometría de nuestro sistema político, están situados en los extremos, uno a la derecha del PRI y otro a la izquierda. Como ya lo hemos mencionado, el PRI está al centro y, cada vez, ensanchándose tanto para un lado como para el otro. Esto hace que los partidos en los extremos estén cada vez más lejos de sus electores y perdiendo credibilidad.

El partido azul pierde adeptos por no encontrarse ya en el poder y por todas las chapucerías y malos manejos (que han sido expuestos por los mismos militantes) en una desenfrenada lucha por el control del partido y por sus procesos de elección de su Presidente. En el caso de PRD, no sólo están en el mismo proceso que el PAN, en donde también cambiarán la dirigencia, sino que, además, la escisión entre las izquierdas, principalmente el pleito con Morena, les está haciendo un gran  agujero en su futuro político.

No obstante esto, ayer escuchaba declaraciones de los dirigentes, candidatos y coordinadores parlamentarios expresando que no sólo dan risa, sino que hasta pena dan.

Por un lado, en el PRD quieren llevar a controversia constitucional el hecho de que el PRI, en conjunto con sus aliados, el PAN y el Verde, quieran meter las reformas secundarías como iniciativa preferente y exponen claramente que están en contra del 50 + 1(que implica la mayoría en el Congreso); ¿qué quiere decir esto?, que no aceptan el concepto de mayoría y punto.

Por su parte, el PAN, en este pleito enloquecido por ganar la dirigencia, hace que uno de los contendientes despotrique contra la reelección en su partido cuando, por el otro lado, ellos empujaron la reelección en Diputados y Senadores.

Como podemos ver, la incongruencia está a la vuelta de la esquina, sólo quieren que la ley se aplique cuando ellos son vencedores y sus iniciativas y verdades les convienen o favorecen: “si no es mi razón, entonces hasta controversias constitucionales armo”.

Sabemos que son simples y sencillas posiciones políticas en este juego de poder y en donde los medios juegan un gran papel para difundir declaraciones, las cuales normalmente no pasan de incendiar uno o dos días a la opinión pública, pero que, en el fondo, están dañando a México.

Ojala algún día dejen de jugar con las palabras y sean más congruentes; entonces se darán cuenta de que el juego con la opinión cada vez está siendo menos entendido y más difícil de sostener como mentira.

 

 

Contacto:

Mail:[email protected]

Twitter: www.twitter.com/@Marcovherrera

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

FMI pronostica desaceleración del crecimiento en China
Por

 La entidad financiera aún pronostica que la economía de China crezca un 7.5% este año, y un 7.3% en el 2015, ya que los...