Por: Pinchas Cohen | Investing.com

Las acciones de Facebook (NASDAQ:FB) experimentaron su peor caída hasta la fecha tras el cierre de la jornada de ayer, perdiendo un cuarto de su valor, encaminándose el gigante de las redes sociales hacia unas pérdidas de unos 150,000 millones de dólares de su capitalización de mercado si la caída de precio se confirma este jueves.

Ya había algunas señales de advertencia. Asesores de Newton declararon el martes para la CNBC que las acciones podrían descender un 30% y aun así conservar una tendencia alcista a largo plazo, teniendo en cuenta que había subido un 35% con respeto a su línea de tendencia a largo plazo desde 2013. Otros señalan que la empresa tiene un historial de presentaciones de resultados que perjudican a las acciones, pero que tiende a recuperarse, ayudado también por las pocas alternativas que les quedan a los anunciantes.

¿Es esta caída del precio sólo el comienzo de una racha mayor de pérdidas a medida que Facebook entra en un mercado bajista, o una oportunidad histórica de compra?

FB Stock Daily Chart

 

Estrategias de trading – Preparación de posición larga

Los traders conservadores podrían querer esperar a que se asiente el polvo y se presente una tendencia clara, o con otro pico por encima de 217.50 dólares o con dos picos y valles descendentes que establezcan oficialmente una tendencia bajista.

Los traders conservadores podrían querer esperar a que se toque fondo, lo que incluye un repunte que sustente correcciones provocadas por la recogida de beneficios.

Los traders agresivos podrían posicionarse en largo inmediatamente, siempre y cuando sepan a lo que se exponen, y siempre que cualquier exposición asegure una relación riesgo-recompensa mínima de 1:3.

 

Ejemplo de operación

Entrada: 170

Orden de minimización de pérdidas: 160

Riesgo: 10 USD

Objetivo: 200

Recompensa: 30 USD

Relación riesgo-recompensa: casi 1:3

 

Siguientes artículos

BMV
BMV gana gracias a Cemex; Nasdaq cae arrastrado por Facebook
Por

El mal reporte trimestral de Facebook desató una ola de venta de acciones tecnológicas en Wall Street.