Las grandes empresas se distinguen por ser disruptivas, y Facebook lo hizo muy bien al iniciar el milenio, pero ahora ¿será que a Mark Zuckerberg se le acabó la creatividad?

 

No sé si a ustedes les pase, pero ya estoy en un momento en que realmente no aguanto tanto video en Facebook, y lo peor es que esto comienza a alentar mi pobre teléfono, ya de por sí saturado de los jueguitos que se empeñan en descargarle mis dos pequeños hooligans denominados hijos. Y es que no es de extrañar que Facebook quiera convertirse en el nuevo YouTube, ya que está buscando de manera desesperada evitar reducir su hasta hoy liderazgo, que se ve amenazado con crecimientos ya no tan buenos como los que solía tener.

No sé en qué momento se les ocurrió a los de Facebook esta “original y nueva funcionalidad” lanzada en marzo del año pasado, pero según comunicados oficiales de la misma, de hace unos días, le han generado 4,000 millones de visitas diarias, y aun cuando su competidor principal, Google, no publique cifras oficiales de YouTube, sabemos por eventos de la empresa, a los que hemos asistido, que esa misma cifra la obtuvo YouTube en enero de 2012, por lo que es fácil asumir que están ganando muy buen terreno en poco tiempo con esto de los videos, al mismo tiempo que cambia su algoritmo para, en términos sencillos, cobrar más a los anunciantes por utilizar este medio.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la pregunta mecadológica obligada sería ¿conviene realmente, en el largo plazo, perder el face (cara) y el book (libro) que los distinguió como empresa en sus inicios, para convertirse en un canal más de videos? “Renovarse o morir”, dice el dicho, pero también dice el otro que “si no está descompuesto ¿para que arreglarlo?” Decisiones como éstas sólo las podremos dimensionar en su justa medida en unos años más, y la última palabra la tendrá el usuario. Mientras tanto, y aunque en lo personal difiero, los especuladores como Mark Mahaney, analista de RBC Capital Markets, comentan acerca del tema. Mahaney le dijo a Reuters que “internet está experimentando una suerte de punto de inflexión en términos de demanda por publicidad en videos y móviles, y Facebook podría bien ser el mayor beneficiario de esta inflexión”. La publicidad en dispositivos móviles respondió por un 73% de los ingresos totales por publicidad de Facebook en el primer trimestre, un 59% más que hace un año. (Con información de la misma Reuters.)

Celulares y videos es lo de hoy, pero ¿realmente serán el futuro? Las grandes empresas se distinguen por instaurar cosas novedosas, disruptivas, que reten el statu quo de las personas, y Facebook lo hizo muy bien al iniciar el milenio, pero ¿y ahora? ¿Será que se le acabó la creatividad a Mark Zuckerberg y seguidores?, o de plano ¿se estará volviendo profecía su pensamiento de que los mayores de 30 (como él lo es ahora) son ya viejos para esto de la era digital? Tú, estimado lector, ¿qué piensas?

 

Contacto:

Twitter: @CesarEnriquez

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

crecimiento económico-manufactura
Mexicanos, con mayor oportunidad de comprar automóvil: Scotiabank
Por

Las mejores condiciones económicas y el menor número de autos importados son dos factores para que la venta de carros au...