David Marcus dejó el puesto máximo en la empresa de pagos para dirigir la aplicación Facebook Messenger. ¿Qué se trae Zuckerberg entre manos?

 

Por Steven Bertoni

 

PUBLICIDAD

Cuando a David Marcus se le ofreció la oportunidad de dirigir PayPal en 2012, no estaba seguro de querer el trabajo: “En una startup trabajas de sol a sol, pero puedes decidir el 100% de las veces”, me dijo Marcus hace unos meses. “Aquí tengo en agenda hasta el último minuto. Viajo más y veo menos  a mi esposa e hijos. En ese entonces pensé: ‘¿Realmente quiero hacer esto?’”

Después de todo, Marcus había sido emprendedor durante toda su vida, pero nunca había dirigido a más de 250 personas. PayPal emplea a 13,000. No necesitaba los dolores de cabeza corporativos. Tampoco el cheque mensual. Vendió su empresa de pagos móviles, Zong, a la dueña de PayPal, eBay, por 240 millones en 2011.

Marcus aceptó finalmente el puesto porque pensaba que PayPal tenía el potencial para dominar el mundo del retail: “Una cosa que debe preguntarse toda empresa es: ¿si no existiera habría un agujero imposible de llenar en las vidas de las personas? Quiero que eso sea PayPal… No hay muchos en el mundo tecnológico, excepto Google y Apple. Son todos.”

En PayPal, Marcus comenzó lo que llamó una reestructuración invisible para revigorizar PayPal, mientras que el crecimiento seguía titubeante. PayPal ha sido notoriamente burocrático y lento. Marcus eliminó el peso muerto. Se deshizo del sistema de nueve silos y adoptó un conjunto único, más adaptable, de herramientas de software. Después reclutó talento tecnológico de Netflix, Google, Amazon y Box, y despidió a cerca de un tercio del equipo de ingeniería. Lo más importante: devolvió la cultura de PayPal a sus raíces con la compra de startups con un valor de 1,000 millones de dólares y asignando en los puestos de toma de decisión a emprendedores de carrera.

Era agotador. Como me dijo: “Es una empresa de 13,000 personas donde estamos cambiando todo, recableando toda la cultura… Es realmente brutal… En las grandes empresas siempre te encuentras a alguien con razones para no hacer algo; el tema de la autoconservación es muy frustrante.”

Ahora parece que dirigir PayPal fue demasiado frustrante para Marcus. Ha dejado PayPal para dirigir Facebook Messenger. En un post público en Facebook, Marcus hizo eco de lo que dijo a Forbes meses atrás:

“Pasé de dirigir a unos pocos cientos de personas, en el mejor punto de mi carrera emprendedora, a dirigir súbitamente a 14,000. El primer año tuvo su efecto en mí. Fue duro. El segundo año comenzó a ser más ‘natural’ a medida que avanzamos en varios frentes: tecnología, productos, marketing, ventas y, lo más importante, la cultura. Me di cuenta de que mi papel se estaba convirtiendo en uno gerencial, muy a pesar de mi pasión por el desarrollo de productos que se espera importen a un montón de gente. Así que después de mucho pensar, decidí que ahora es el momento adecuado para seguir adelante con algo que está más cerca de lo que me gusta hacer todos los días.

Lo que a Marcus le encanta hacer es construir cosas. Facebook Messenger está a punto de presenciar un cambio masivo y sacar nuevos productos. ¿Por qué Marcus deja el cargo más alto en PayPal por un rol menor en Facebook? Mi predicción es que Zuckerberg quiere que Marcus construya una plataforma de pagos directamente dentro de Facebook Messenger. Claro, Facebook Credits fue un fracaso, pero con Marcus a bordo, Facebook está dando una oportunidad más al servicio de pagos.

 

Siguientes artículos

¡En serio, Kotler es el padre de la mercadotecnia?
Por

Cuesta pensar que una persona haya inventado una actividad, como la mercadotecnia, que se realiza desde que el hombre ex...