Por ello, ahora me quiero enfocar en todo lo que tiene que ver al SEO, ya que será imprescindible alinearnos con los nuevos algoritmos de búsqueda, así como con el comportamiento de búsqueda de los usuarios.

Sabemos que los algoritmos de los buscadores cambian múltiples veces a lo largo de cada año por lo que estar informados y adaptar, en la medida de lo posible, nuestra página a sus premisas será un paso crucial para el éxito o fracaso de la estrategia.

A raíz de esto quiero compartirles una serie de factores que creo firmemente que tendrán un alto impacto a nivel SEO durante 2020 y que deberán de tomar en cuenta, si quieren ganar posicionamiento en los buscadores de internet. Cabe señalar que no son los únicos, pero sí tendrán un alto impacto dentro de su estrategia:

  1. Optimización de la indexación sobre páginas de calidad: Los robots de búsqueda pasan un tiempo limitado en nuestro dominio; por lo que asegurarnos de que lo estamos invirtiendo en páginas de calidad y no en páginas con poco valor SEO o con errores/duplicidades, será importante para poder posicionar de forma unificada y con contenido de valor.
  2. Enlaces con contexto: Este año Google ha añadido nuevos atributos para cualificar el nofollow, incluso, a partir de marzo, ellos decidirán la indexación o incluso posicionamiento de ciertos enlaces. Un aspecto transversal para todos y que aportará valor real tanto a usuarios como a buscadores será el contexto de dichos enlaces internos como externos. Ya no vale cualquier enlace, ahora más que nunca debemos asegurarnos de que aportará valor real.
  3. Contenidos de calidad adaptados al Buyer Journey: Cada usuario tiene una intención de búsqueda y está en un punto del camino de conversión distinto. Por ello no podemos crear contenidos genéricos, sino que debemos tratar de ofrecer respuesta a cada uno de ellos. BERT, la técnica de procesamiento del lenguaje natural con el que Google va a cualificar los resultados de búsqueda, nos ayudará a llegar con el contenido adecuado para satisfacer la intención de búsqueda de nuestros usuarios potenciales.
  4. Renderizado web: El motor de Googlebot es evergreen, esto implica que usará la misma versión final de Chromium que el resto de sistemas (por ejemplo, Google Chrome). Por tal motivo, sabremos cómo evolucionará Googlebot en aspectos que valorará como otros que dejará en desuso. De esta forma podremos ir preparando nuestra web para potenciar lo nuevo que venga y minimizar el impacto de aquello que dejará de ser usado cuando dicha versión entre en producción.
  5. Resultados destacados: Los datos estructurados permiten a los buscadores extraer información relevante y mostrarla a los usuarios. Aunque no es un factor SEO directo, sí permite -en ciertas ocasiones- alcanzar una gran visibilidad dentro de las SERPs distinguiéndonos del resto de los competidores. No debemos incluir datos estructurados sin una estrategia clara, puesto que en cada sector, web y término de búsqueda será diferente, por lo tanto, debemos analizar nuestro punto de partida, competidores y objetivos deseados antes de tomar la decisión de qué datos estructurados trabajar.

Ahora que ya conoces estos factores ¿estás listo para aplicarlos en tus estrategias SEO en 2020?

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ipalomera

LinkedIn: Ivan Palomera

Blog: Transformación Digital

Página web: Smartup Agencia Digital CDMX

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Millennials: claves para un futuro más digital 
Por

Con su empuje y conocimiento acerca de las nuevas tecnologías, esta generación marca el futuro de millones de empresas e...