A dos semanas de sufrir un derrame cerebral, este miércoles falleció a los 93 años de edad Shimon Peres, ex presidente israelí y premio Nobel de la Paz, figura clave en la búsqueda de paz en Medio Oriente y destacado actor político durante siete décadas en Israel.

Peres permanecía desde hace dos semanas internado en un hospital ubicado a las afueras de Tel Aviv después de sufrir un accidente cardiovascular encefálico severo.

Un anuncio oficial de la muerte de Peres fue realizado por su hijo Chemi y su yerno Rafi Walden, quien dijo que el ex líder israelí murió sin sufrir.

El funeral se realizará el viernes en el cementerio Mount Herzl de Jerusalén, en una sección dedicada a los “grandes líderes de la nación”.

PUBLICIDAD

Tras la firma de los acuerdos de paz de Oslo de 1993 entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Peres fue reconocido en 1994 con el premio Nobel de la Paz, el cual compartió con el líder palestino Yaser Arafat y el entonces primer ministro israelí Yitzhak Rabin, quienes fallecieron en 1995 y 2004, respectivamente.  Sin embargo, nunca se convirtió en un tratado duradero.

El reconocido israelí fue recordado por líderes mundiales y elogiado por su compromiso incansable por llevar paz a la región.

Su viejo rival, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, también lamentó su deceso y en su honor pidió guardar un minuto de silencio en una reunión de gabinete convenida especialmente por el duelo.

“Hubo muchas cosas en las que estábamos de acuerdo y éstas crecieron a medida que pasaron los años. Pero teníamos desacuerdos, una parte natural de la vida democrática”, dijo Netanyahu, quien derrotó a Peres en la elección de 1996.

A su vez, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, consideró la muerte del israelí como “una gran pérdida para la humanidad y la paz en la región”. El comunicado no indicó si asistirá al funeral del viernes próximo.

También a través de un comunicado, el presidente estadounidense Barack Obama señaló que “hay pocas personas con las que compartimos este mundo que cambian el curso de la historia humana, no sólo a través de su rol en los acontecimientos humanos, sino porque expanden nuestra imaginación moral y nos obligan a esperar más de nosotros mismos. Mi amigo Shimon era una de esas personas”.

Por su parte, el gobierno mexicano también expresó sus condolencias por el fallecimiento del ex presidente israelí, a quien calificó como “un hombre de paz y un gran estadista”.

“Su incansable trabajo a favor de la paz y la seguridad en el Medio Oriente quedó de manifiesto en sus acciones para promover el diálogo y la reconciliación entre árabes y judíos”, apuntó en un comunicado.

Hasta el momento se sabe que entre los líderes mundiales que asistirán a las exequias del viernes se encuentran Obama, el príncipe Carlos de Inglaterra, la candidata presidencial demócrata de EU, Hillary Clinton y su esposo, el ex mandatario Bill Clinton, de acuerdo con reportes de la radio israelí. Las autoridades no han confirmado la lista de asistentes.

 

Siguientes artículos

Tres europeas y una asiática van por nuevo puerto en Panamá
Por

Las firmas europeas APM Terminals, Terminal Link y Terminal Investment Limited son las compañías precalificadas para el...