El fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a favor de América Móvil y Telcel, sobre los nueve amparos que interpuso en contra del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y las modificaciones a la ley federal en la materia, entre ellos el referente a las tarifas de interconexión, lástima la autonomía del ente regulador y reduce sus facultades ante el agente preponderante.

La Reforma de Telecomunicaciones estableció la llamada tarifa de interconexión cero, que es una prohibición legal que impedía a América Móvil cobrar a sus competidores por la terminación de llamadas en su red, pero éste sí tendría que pagar a sus rivales. En el caso de que los jugadores no se pusieran de acuerdo para establecer estos costos, el IFT estaba facultado para establecerlos o fijarlos.

Con la resolución de la Suprema Corte esto queda atrás. El alegato de la firma controlada por el millonario Carlos Slim mencionó que el IFT interpretó indebidamente los periodos y los precios al fijar las tarifas de interconexión, por lo que ahora deberá de plantear nuevas tarifas en la que los no preponderantes pagarían una diferencia a Telcel.

Las empresas afectadas por dichos amparos son Alestra y su filial G Tel; Cablecom, Convergia de México, Maxcom Telecomunicaciones, NII Digital –ahora perteneciente a AT&T–-, Servnet de México y Wi-Coin.

PUBLICIDAD

De acuerdo con una reporte de Mediatelecom Policy & Law, esta decisión vulnera la autonomía del IFT para regular de forma asimétrica y resolver en materia de interconexión, ya que considera que “la llamada tarifa cero carece de fundamento técnico y económico, es poco transparente y discrecional, todo lo cual afecta principios internacionales de regulación eficiente como certeza jurídica, necesidad, predictibilidad regulatoria, proporcionalidad de las medidas, mínima distorsión, eficacia y transparencia en las resoluciones”.

Si la SCJN hubiera decidido en sentido contrario, agrega la consultoría, se hubiera restaurado la autonomía técnica y regulatoria del IFT, así como sus atribuciones constitucionales y legales de regular de forma asimétrica y resolver sobre tarifas de interconexión, para promover la sana competencia en el mercado.

Asimismo, con el fallo Telcel y Telmex tienen derecho a recuperar tarifas de interconexión que pagaron en exceso a sus competidores durante 2015, cifra que podría ascender a 300 millones de pesos.

 

Siguientes artículos

EU insiste en reducir déficit comercial con el nuevo TLCAN
Economía de EU se desacelera menos de lo esperado
Por

En su tercera revisión del PIB, el Departamento de Comercio indicó que creció 1.4% a tasa anual durante el primer trimes...