Por Haris Anwar | Investing.com

Tras la decepción de la presentación de resultados de sus muy superiores rivales—Facebook (NASDAQ:FB) y Twitter (NYSE:TWTR)— es difícil creer que Snap vaya a sorprender para bien cuando publique sus informes de ganancias del segundo trimestre.

Snap (NYSE:SNAP) publicará sus cifras el martes después de la campana. En general, los analistas esperan que la empresa anuncie una pérdida de 31 centavos por acción y unos ingresos de unos 250 millones de dólares en el segundo trimestre.

Snap (SNAP) 1-Year Chart

Snapchat se enfrenta a muchos problemas profundamente arraigados. El más grave es que no ha logrado aumentar de forma significativa su base de usuarios activos diarios, lo que podría atraer a los anunciantes y ayudar a la empresa a generar suficiente flujo de efectivo.

PUBLICIDAD

El trimestre pasado, los usuarios activos diarios ascendían a 191 millones, no alcanzando la media de 194,3 millones estimada por los analistas. Los ingresos fueron de 230.7 millones de dólares, muy por debajo de las previsiones que apuntaban a 244.3 millones de dólares.

Una trayectoria de crecimiento desigual se da por hecho una los casos de empresas tecnológicas nuevas, especialmente en el caso de una que trata de competir con un rival muy superior en posición y capital. El Instagram de Facebook acaba de superar la marca de los mil millones de usuarios. Pero el mayor problema de Snapchat es que el camino hacia el éxito no está nada claro.

 

Ninguna señal de cambio

Los recientes intentos de rediseñar Snapchat han sido un desastre, y objeto de desprecio de los usuarios en general y las celebridades en particular. Hizo desplomarse los ingresos por visualización de anuncios y provocó un descenso de cuentas de usuario de Snapchat en marzo, obligando a su director ejecutivo, Evan Spiegel, a anunciar una corrección de las peores partes del rediseño. En los últimos meses, la empresa perdió a varios ejecutivos y recortó el 7% de su personal durante una reorganización.

En la última actualización de sus resultados, Snap anunció que los beneficios del segundo trimestre se “ralentizarán considerablemente” con respecto a los del primer trimestre. Con este sombrío panorama, es muy difícil ser optimista en cuanto a sus acciones, que nunca se recuperaron desde su salida a bolsa y hoy ya han perdido más de la mitad de su valor.

 

La participación del usuario será clave

El informe del martes debería darnos una idea sobre el éxito del rediseño de la empresa y si ha sido capaz de convencer a los responsables de marketing para comprometerse más sustancialmente con su plataforma. Cualquier sorpresa en su generación de ingresos y participación de usuarios podría provocar un repunte a corto plazo ya que las expectativas ya son muy bajas.

Pero ahora mismo sus acciones rondan los 12.75 dólares, de manera que Snap sigue siendo una apuesta muy especulativa. No creemos que los actuales esfuerzos de la empresa vayan a mejorar sus resultados a corto plazo. Si observamos este panorama, la competencia de la app de Facebook, Instagram, va a ser mucho mayor, sobre todo porque Facebook se esfuerza por atraer usuarios de su sitio principal y la monetización de sus otras propiedades, como Instagram, está tomando protagonismo.

El entorno operativo para las empresas de las redes sociales se ha deteriorado considerablemente tras la decepción de los resultados de Facebook y Twitter.

Para Snap, robar dólares de publicidad a sus muy superiores competidores —entre los que se incluye también Alphabet (NASDAQ:GOOGL)— es un hueso duro de roer. Aconsejamos a los inversores que sigan evitando las acciones de Snap, incluso aunque bajen hasta 10 dólares por acción tras una nueva decepción en su presentación de resultados.

 

Siguientes artículos

Bancos europeos se coludieron por bonos mexicanos, acusa demanda en EU
Por

Los bancos HSBC, Credit Suisse, Barclays y Deutsche Bank fueron demandados por dos fondos de pensiones estadounidenses.