Un correo de la familia de García Villegas el que llevó a la detención de Mónica García Villegas, dueña del colegio Enrique Rébsamen, de acuerdo con las autoridades.

Familiares cercanos son algunos de los beneficiarios de la recompensa de 5 millones de pesos que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina ofreció en abril pasado por su captura.

Así lo confirmaron autoridades capitalinas, quienes dijeron que la información aportada por las personas cercanas a García Villegas fue lo que derivó en su aprehensión en un restaurante, el pasado sábado 11 de mayo, de acuerdo con El Financiero.

De acuerdo con las autoridades, los primeros datos del correo los llevaron a un restaurante Toks en donde no se encontraba García Villegas.

Pero tras una aclaración de la familia se dirigieron al establecimiento ubicado en Tlalpan, casi esquina con eje 5 Sur, colonia Las Américas, con dirección al sur, en donde encontraron primero al padre de García Villegas, a quien se tenía plenamente identificado.

“En principio no se identificó a la dueña del Rébsamen, tenía su fisonomía cambiada. Cabello Tenido, lentes, estaba bien disfrazada”, dijeron, pero tras hablar con el padre, este les confirmó la identidad de la mujer.

Te recomendamos: 

No hubo negociación en caso Rébsamen, aclaran autoridades capitalinas

 

Siguientes artículos

Cinco estrategias para robustecer la cadena de suministro
Por

Las organizaciones pueden aplicar las lecciones aprendidas durante la reciente crisis sanitaria para acelerar su recuper...