Notimex.- La familia Toledo —Natalia, Laureana, Jerónimo, Sara, Benjamín López y Trine Ellitsgaard— pidió que la medalla propuesta por el Congreso de la Unión no lleve el nombre de Francisco Toledo (1940-2019), ya que él no era partidario de homenajes y reconocimientos.

Sus hijos y esposa agradecieron las muestras de cariño y el deseo de rendirle homenaje al maestro juchiteco, pero tras su fallecimiento, explicaron, “hemos tratado de seguir la línea de trabajo que él marcó, así como su ideología y fieles a la forma en que llevó su vida, pedimos que ningún premio, calle o inmueble lleve su nombre”.

Consideraron que el mejor homenaje que se le puede hacer a Francisco Toledo es continuar con el apoyo a sus causas, visitar los espacios que creó y permitirle que siga inspirando a las personas en la realización de proyectos para beneficiar a la sociedad.

En una misiva difundida por Amigos del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y del Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, recordaron que Toledo trabajó durante muchos años en distintos proyectos encaminados a la educación artística, el fortalecimiento y difusión de las lenguas originarias, así como en la conservación del medio ambiente.

Por lo mismo, dijeron entender el interés de distintas instituciones, asociaciones y dependencias de gobierno por mantener vivo su recuerdo, así como seguir tomándolo en cuenta, pero resaltaron que todo lo que hizo fue de una forma desinteresada.

Lee también: Diputados crean la Medalla Francisco Toledo; reconocerá a artistas

 

Siguientes artículos

No hay delito que perseguir contra Bartlett, confirmó SFP
Por

El organismo sostuvo que no es responsable de incurrir en conflicto de interés, haber omitido aspectos en su declaración...