Las alternativas a la nicotina que se usan en vaporizadores que se están lanzando en Estados Unidos y en otros países, como la 6-metil nicotina, pueden ser más potentes y adictivas que la propia nicotina, aunque los datos científicos siguen siendo incompletos, según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) e investigadores independientes.

Las sustancias sintéticas, que tienen una estructura química similar a la de la nicotina, no están sujetas a la normativa estadounidense sobre tabaco y vapeo, diseñada para controlar la nicotina tradicional, una droga altamente adictiva.

Esto significa que los fabricantes pueden vender en Estados Unidos vaporizadores que contengan análogos sintéticos de la nicotina, como el 6-metil nicotina, sin pedir autorización a la FDA, un proceso que puede ser costoso, lento y a menudo infructuoso.

Grandes tabaqueras como Altria Group y British American Tobacco ya perdieron importantes ventas en Estados Unidos debido los vaporizadores desechables con nicotina tradicional que se venden ilegalmente sin autorización de la FDA.

Te recomendamos: Identifican cambios similares en el ADN de las células de fumadores y vapeadores

Químicos de vaporizadores se enfrentan a investigación de la FDA

Altria, fabricante de los cigarrillos Marlboro en Estados Unidos, destacó el uso emergente de 6-metil nicotina en los vaporizadores en una carta enviada el 5 de abril a la FDA, según una copia de la correspondencia publicada en su sitio web. La carta instaba a la FDA a abordar el importante mercado negro de vaporizadores con nicotina.

“Este problema se está extendiendo”, afirmaba Altria en la carta, señalando la aparición de análogos de la nicotina. Citaba SPREE BAR, un vape lanzado en octubre por Charlie’s Holdings Inc que utiliza 6-metil nicotina.

La FDA no quiso comentar la correspondencia con empresas concretas.

En respuesta a las preguntas de Reuters sobre la 6-metil nicotina y otras alternativas a la nicotina, la FDA dijo en un comunicado: “Aunque se necesita más investigación, algunos datos emergentes muestran que estos análogos de la nicotina pueden ser más potentes que la nicotina, que ya es altamente adictiva, puede alterar el desarrollo del cerebro adolescente y tener efectos a largo plazo sobre la atención, el aprendizaje y la memoria de los jóvenes”.

La nicotina tradicional que se encuentra en muchos vaporizadores se extrae de las hojas de tabaco. La 6-metil nicotina, en cambio, se fabrica totalmente en el laboratorio con productos químicos.

“La FDA es una agencia que se basa en los datos, y estamos en proceso de revisar los datos disponibles para informar sobre posibles acciones en este ámbito”, dijo en respuesta a las preguntas de Reuters.

Con información de Reuters.

Poco texto y gran información en nuestro X, ¡síguenos!

 

Siguientes artículos

Gente caminando empleo desempleo
Esperanza de vida baja 1.8 años por la pandemia por Covid-19: ONU
Por

En 2020, primer año de la fase aguda de la pandemia, se perdieron 0.6 años de esperanza de vida, mientras que en 2021 au...