El presidente de la Fed de San Luis dijo que existe una fuerte probabilidad de comenzar a ajustar la política monetaria tras casi siete años de costos de la deuda muy bajos.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Un alto funcionario de la Fed criticó a Lawrence Summers y a otros miembros que advirtieron la semana pasada en contra de elevar las tasas de interés y dijo que el ex secretario del Tesoro estadounidense debería conocer mejor antes de hacer esas recomendaciones cuando el banco necesita ajustar su política monetaria.

“Quiero decir esto enérgicamente porque creo que el debate se ha desviado”, dijo el presidente de la Fed de San Luis, James Bullard, a la cadena de televisión CNBC el lunes.

“Hay personas prudentes que deberían conocer mejor como Larry Summers antes de decir ‘el mundo está llegando a su fin’. Esta va a ser una política flexible en los próximos tres años sin importar lo que hagamos”, sostuvo. “Así que no vengan a decir que necesitamos mayor flexibilidad”, agregó.

El inusual llamado público se produce luego de que Bullard, uno de los 17 miembros de la Reserva Federal, se opuso a la decisión del banco central estadounidense el jueves de dejar las tasas de interés cerca de cero.

Aunque la decisión tuvo un respaldo casi unánime, algunos funcionarios de línea dura como Bullard no tienen derecho a voto en el panel que fija las políticas, y los comentarios de los miembros de la Fed durante el fin de semana sugirieron que la decisión fue tomada “por muy estrecho margen”.

Summers, en apariciones televisivas y cartas abiertas antes de la reunión de la Fed la semana pasada, argumentó que la decisión de elevar las tasas estaría mal dada la reciente agitación en el mercado causada por las preocupaciones sobre la economía de China y la ausencia de inflación en Estados Unidos.

Al dejar las tasas sin cambios, la Fed citó riesgos externos y presiones a la baja en la inflación de Estados Unidos por un dólar firme y bajos precios de las materias primas como las razones para dejar las tasas sin cambios, llevando a los inversores a extender la probabilidad de un alza de tasas hasta el próximo año.

No obstante, Bullard dijo que existe una fuerte probabilidad de comenzar a ajustar la política monetaria tras casi siete años de costos de la deuda muy bajos, dadas las mejoras en el mercado laboral y estables aunque bajos precios. Espera que el desempleo caiga por debajo de 4.5%, desde 5.1% el mes pasado.

Existe una posibilidad de que la Fed eleve las tasas en una reunión en octubre, dijo, al agregar que es momento de dejar atrás la fijación de políticas de emergencia.

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial también han defendido públicamente la postura de la Fed de ser paciente la semana pasada.

 

Siguientes artículos

Peso inicia con ganancia por precios del crudo
Por

Banco Base prevé que el peso observe una menor volatilidad durante los próximos días al existir un menor número de indic...