La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos cumplió con las expectativas y dejó intactas sus tasas de interés; sin embargo, apuntó la solidez de la economía y dejó entrever un posible aumento de los tipos en diciembre.

A través de su comunicado para dar a conocer su decisión de política monetaria, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) consideró que la información recibida en septiembre indica que el mercado laboral ha seguido fortaleciéndose y que la actividad económica ha aumentado a un ritmo sólido.

Esto a pesar de las interrupciones relacionadas con los huracanes Harvey e Irma, que provocaron mucha destrucción en Texas y Florida, y siguen afectando la actividad económica, el empleo y la inflación en el corto plazo, aunque remarcó que la tasa de desempleo había disminuido aún más.

Lee también: Así reaccionan los especialistas a la decisión de la Fed

PUBLICIDAD

Si bien el banco central estadounidense reconoció que la inflación se mantuvo débil, no redujo su evaluación de las expectativas inflacionarias.

La Fed ha subido la tasa dos veces este año, de las tres que contempla para este año, y que se daría en diciembre próximo como parte del ciclo de endurecimiento monetario que comenzó a finales de 2015.

Después de dos días de reunión, la Fed decidió de manera unánime conservar sus tasas de interés de referencia entre el 1% y el 1.25 %, dejando abierta la posibilidad a una alza en su reunión de mediados de diciembre, como estimaba el mercado.

“La posición de la política monetaria sigue siendo acomodaticia, lo que apoya un mayor fortalecimiento de las condiciones del mercado laboral y un retorno sostenido a la inflación del 2%”, destaca el comunicado.

La Fed espera que la actividad económica se expanda a un ritmo moderado y las condiciones del mercado laboral se fortalecerán un poco más; además de que la inflación en un período de 12 meses permanezca por debajo del 2%, pero se estabilice en torno al objetivo en el mediano plazo.

Además, se espera que en breve el presidente Donald Trump dé a conocer la nominación de un nuevo jefe para el banco central estadounidense, el cual relevaría a Janet Yellen tras cumplir su mandato en febrero del próximo año.

Los inversionistas ya habían descartado un alza esta semana, por lo que mantiene su atención en el presidente Donald Trump y su anuncio sobre quién estará a cargo de la política monetaria al final del mandato de Janet Yellen, en febrero de 2018.

Se prevé que este jueves dé a conocer la nominación del gobernador de la Fed Jerome Powell, visto como un centrista y que ha apoyado el enfoque gradual de Yellen para subir las tasas.

La percepción de que el nuevo dirigente de la Fed tenga una visión más restrictiva para la política monetaria también podría elevar la demanda por dólares en el corto plazo.

 

Siguientes artículos

petróleo-crudo
OPEP busca mantener recorte de producción durante todo 2018
Por

El cartel, además de Rusia y otros nueve productores, han recortado el bombeo en unos 1.8 millones de barriles por día d...