El banco central estadounidense decidió mantener sus tasas de intereses en 0 y 0.25%. La votación por mantener los tipos de interés fue unánime.

 

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) insinuó en su anuncio de política monetaria sobre una posible alza de tasas para finales año, la cual podría ser de 25 puntos base, a pesar de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Mundial sobre aplazar el movimiento hasta 2016.

PUBLICIDAD

El comunicado de la reunión de política monetaria y las proyecciones apuntan a que la Fed se mantiene encaminada a subir las tasas una o dos veces en los restantes cuatro encuentros de política monetaria programados para este año.

Solo dos de los 17 integrantes de la Fed que emitieron una opinión sobre el futuro de la tasa de interés piensan que sería adecuado esperar hasta 2016 para iniciar una normalización. Los miembros de la Fed esperan que la tasa de interés se ubique en 0.625% al cierre del año.

No obstante, el banco central estadounidense decidió mantener sus tasas de intereses en 0 y 0.25%. La votación por mantener los tipos de interés fue unánime.

La institución explicó que antes de incrementar las tasas es necesario observar un mayor crecimiento en el mercado laboral, así como un aumento en la inflación.

La economía de Estados Unidos crece a un ritmo moderado tras el impacto de un duro invierno y probablemente es lo bastante fuerte como para soportar un alza de las tasas de interés hacia fines de año, dijo la Fed.

Tras haberse contraído en el primer trimestre del año, la economía se encamina ahora a crecer entre un 1.8% y un 2% este año, según el comunicado de política monetaria de la Fed y las nuevas proyecciones de funcionarios del banco central.

La Fed dijo también que los mercados laborales siguen mejorando aunque se espera que la tasa de desempleo suba este año levemente por encima de lo pronosticado en marzo. La inflación continúa baja pero se espera que se acelere gradualmente hacia la meta de la Fed del 2% en el mediano plazo, dijo el banco central.

La Fed debería demorar un alza de tasas de interés hasta la primera mitad del 2016, cuando haya señales de un repunte en los salarios y la inflación, dijo el  FMI a principios de junio.

“La Fed debería seguir siendo dependiente de los datos y aplazar su primer incremento en las tasas hasta que haya mayores indicios en los salarios o en la inflación, que actualmente son evidentes”, resaltó.

“Con base en las previsiones macroeconómicas de la misión y, salvo sorpresas al alza para el crecimiento y la inflación, esto pondría el despegue de tasas hasta el primer semestre de 2016″, agregó.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

Cómo generar riqueza a partir del compromiso social
Por

La modernidad nos invita a buscar un equilibrio entre la vocación de la empresa y la dimensión social y económica. Y ése...