El referendo británico sobre la permanencia o salida de la Unión Europea es un tema que preocupa y del que se mantendrá al tanto la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed); sin embargo, no tiene planeado hasta el momento llevar a cabo una reunión especial o de emergencia en caso de que salga victorioso el llamado Brexit, dijo la presidenta del banco central, Janet Yellen.

Ante legisladores de una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Yellen mencionó que no ha convocado a reuniones especiales para el viernes o sábado a fin de responder a una eventual decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

“El Brexit es un riesgo que estamos vigilando. Lo observaremos muy de cerca para ver qué resultado arroja el referendo o las posibles repercusiones que podría tener”, precisó.

Tras conocerse sus declaraciones, los índices accionarios de Estados Unidos concluyeron con pérdidas. El promedio industrial Dow Jones perdió 0.27%, el Nasdaq cayó 0.22% y el Standard and Poor’s 500 retrocedió 0.17%.

PUBLICIDAD

Ayer, durante su comparecencia ante un grupo en el Senado, indicó que aún perduran algunas condiciones de peligro como para disponer una segunda alza de tasas, por lo que antes de llevar a cabo una nueva subida, la Fed tiene que estar segura de que el crecimiento económico estadounidense ha repuntado, que las contrataciones siguen encarriladas y que el mundo evitará la potencial perturbación que podría un triunfo del Brexit.

Por ello, señaló que proceder con cautela con las subidas de tasas permitirá mantener en su lugar el respaldo monetario al crecimiento económico, mientras se evalúa “si el crecimiento retorna a un ritmo moderado, si el mercado laboral seguirá fortaleciéndose, y si la inflación continúa haciendo avances”.

Actualmente la economía estadounidense está creciendo a un ritmo en torno al 2 % anual y la tasa de desempleo se encuentra en el 4.7 %, la más baja desde el estallido de la crisis financiera de 2008.

No obstante, en diciembre pasado, la Fed realizó en diciembre pasado el primer ajuste a los tipos de interés en casi una década –entre el 0.25% y el 0.50%–, y Yellen esgrima que hasta el momento no hay suficientes argumentos sólidos para seguir con ese ajuste.

 

Siguientes artículos

Un latino en camino a la Casa Blanca
Por

En EU está por dejar la Casa Blanca su primer presidente afroamericano, y debaten entre tener a su primera presidenta mu...