Si el crecimiento económico se desacelera el organismo podría retrasar el recorte al alivio cuantitativo; la mejoría en el mercado laboral será la pieza clave para reducir el programa.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

WASHINGTON – La Reserva Federal podría comenzar a reducir a partir de septiembre el tamaño de su programa de estímulo mediante la compra de bonos, pero podría hacerlo más tarde si el crecimiento económico no logra repuntar en el segundo semestre del año, dijo un alto funcionario de la Fed.

El presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, dijo en una entrevista a Market News International que el hecho de que continúe mejorando el mercado laboral será clave.

“Si vemos que el crecimiento repunta en el segundo semestre, y si vemos que continúa la generación de empleos -no en la cifra de 162,000 que vimos el mes pasado sino en una escala más alta, digamos entre 180,000 y 200,000- creo que con otros fundamentos que mejoren es probable que estemos en condiciones de reducir (…) el programa de compra de activos”, dijo.

La Fed está comprando 85,000 mdd al mes en títulos hipotecarios y del Tesoro en un esfuerzo por mantener bajas las tasas a largo plazo y apuntalar la recuperación económica.

El producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos creció un 1.7% en el segundo trimestre, aunque unas favorables cifras de déficit comercial divulgadas el martes llevaron a algunos economistas a aumentar sus estimaciones para futuras revisiones.

 

Siguientes artículos

FMI advierte a Alemania de una excesiva consolidación fiscal
Por

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo su pronóstico para el crecimiento alemán en un 0.3% para este año.  ...