La Reserva Federal de Estados Unidos mantendrá el plan de estímulos monetarios ante una economía que sigue deprimida y con los riesgos externos que prevalecen en la zona euro.

Reuters

La Reserva Federal (Fed) tendrá que seguir con la máquina de hacer billetes encendida. El banco central rebajó el pronóstico de crecimiento de Estados Unidos para 2013 y 2014. Además, sus miembros creen que el primer incremento de las tasas de interés sea hasta 2015, por lo que continuará el plan de estímulo monetario.

La Fed recortó su estimación de crecimiento del PIB en el 2013 a un rango de entre un 2.3 y un 2.8% desde el 2.3 al 3.0% previsto en diciembre. Además, el banco central bajó su proyección de la tasa de desempleo a un rango de un 7.3 a un 7.5% desde el 7.4 al 7.7% estimado en diciembre.

PUBLICIDAD

Para el 2014, la Fed bajó la estimación de crecimiento de la economía a un rango de un 2.9% a un 3.4% desde el 3.0 al 3.5% previsto en diciembre. Para el próximo año, la entidad recortó la tasa de desempleo a un rango de un 6.7 a un 7.0% desde el 6.8 al 7.3% previsto tres meses atrás.

Además, el banco central, encabezado por Ben Bernanke, seguirá adelante con sus agresivos esfuerzos para estimular la economía del país mediante sus compras de bonos a gran escala, al argumentar que el desempleo se mantiene demasiado alto y citando una política fiscal “restrictiva”.

Tras una reunión en medio de las turbulencias en Europa, el banco central estadounidense removió una sección clave de su comunicado de política monetaria al indicar que las condiciones financieras se habían aliviado.

Los funcionarios de la Fed aseguraron que la mayor economía mundial ha regresado a un crecimiento moderado tras una pausa en el cuarto trimestre del año pasado. También notaron una mejora positiva, pero aún insuficiente, en el mercado laboral.

 

Siguientes artículos

Jeff Bezos recupera los cohetes del Apollo 11
Por

El CEO de Amazon se embarcó en una aventura para sacar del fondo del mar los motores F-1 que impulsaron la misión espaci...