El banco central mantuvo sin cambios sus tasas de interés, una medida esperada por analistas, en momentos en que aseguró que evalúa la manera en que la economía global y los mercados financieros podrían afectar el panorama.

 

Reuters

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) redujo la probabilidad de un alza de tasas en el próximo encuentro de marzo y dejó estables las tasas de interés.

Asimismo aseguró que estaba “monitorizando de cerca” los acontecimientos financieros y económicos mundiales, pero mantuvo su visión positiva sobre la economía de Estados Unidos.

La decisión de la Fed era ampliamente esperada por los mercados, después de que un mes de desplome de los valores estadounidenses y mundiales generó temor a que una abrupta desaceleración global se reflejara en el crecimiento económico de Estados Unidos.

“El comité (de política monetaria) está monitorizando muy de cerca los acontecimientos económicos y financieros mundiales y está evaluando sus implicaciones para el mercado laboral y la inflación” del país, dijo el comité de la Fed en un comunicado, cuyo texto redujo la probabilidad de un alza de tasas en el próximo encuentro de marzo.

La Fed eliminó una referencia anterior en su comunicado sobre los riesgos para el equilibrio que enfrenta el panorama económico. En lugar de ello, el banco central dijo que estaba evaluando la manera en que la economía global y los mercados financieros podrían afectar el panorama.

Los funcionarios de la Fed no ofrecieron nuevos pronósticos sobre el ritmo que seguiría la política monetaria, pero dijeron que esperaban que el mercado laboral continúe fortaleciéndose y que la economía se expanda, incluso con “ajustes graduales en las medidas de política monetaria”.

La Fed subió en diciembre su tasa clave de interés en un cuarto de punto porcentual para llevarla a un rango de 0.25% a 0.50%, en una señal de que la economía estadounidense avanzaba ampliamente en su recuperación tras la crisis financiera de 2007-2009 y marchaba sin ser afectada por la debilidad económica de China, Europa y Japón.

Antes de la decisión del miércoles, los inversionistas apostaban a un alza de un cuarto de punto porcentual en el 2016 en lugar de cuatro incrementos en el año que los funcionarios de la Fed habían sugerido en sus proyecciones económicas de diciembre.

La Fed dijo el miércoles que una reciente serie de indicadores del mercado laboral, incluyendo “fuertes” avances del empleo, apuntaban a una mayor fortaleza del mercado del trabajo.

Las exportaciones estadounidenses fueron golpeadas el año pasado, principalmente por el impacto de un dólar fuerte, pero el gasto del consumidor se aceleró y el empleo repuntó en 292,000 puestos de trabajo en diciembre.

 

Presión temporal sobre inflación

Los precios del petróleo también se han desplomado este año, lo que podría mantener por más tiempo la inflación por debajo de la meta de la Fed de 2%, aunque un reciente avance en el índice de precios al consumidor que excluye alimentos y energía podría apuntar a un alza mayor en el mediano plazo.

La Fed dijo que sigue esperando que las presiones a la baja sobre la inflación por los precios más bajos de la energía y de las importaciones sean temporales.

Los inversionistas prácticamente no veían probabilidades de un alza de tasas en enero y habían apostado a sólo dos incrementos en 2016, antes de que las acciones del índice Standard & Poor’s 500 cayeran 8% en las primeras tres semanas del año.

Los funcionarios de la Fed tendrán la oportunidad de conocer el desempeño del empleo en enero y febrero antes de su próximo encuentro de política monetaria en marzo.

 

Reacciones de analistas

La decisión del banco central era ampliamente esperada después de que una caída en los mercados bursátiles mundiales levantó la preocupación de que una desaceleración global abrupta podría afectar el crecimiento económico estadounidense.

A continuación algunos comentarios de analistas:

Tom Porcelli, economista jefe, RBC Capital Markets, Nueva York:

“La Fed hizo lo correcto al no hacer ningún cambio importante. Si hubieran salido y sonado demasiado expansivos creo que eso hubiera cerrado la puerta a un alza de tasas en marzo. La Fed lo quiere como una opción, no se puede cerrar la puerta a ello sonando extremadamente expansivo”.

“No quiere decir que vaya a suceder, solo quiere decir que lo quieren como opción. Si sonaban demasiado expansivos, no solo se cerraba la puerta a un alza en marzo sino que potencialmente se cerraba la puerta al ciclo de alzas, y creo que ese no es un riesgo que valga la pena tomar”.

Walter Todd, jefe de inversiones, Greenwood Capital Associates, Greenwood, Carolina Del Sur:

“Ellos están demostrando lo que los mercados han dejado muy claro las tres primeras semanas de este año: hay mucha incertidumbre, ya sea por la desaceleración en las perspectivas mundiales o por algunos indicios de desaceleración aquí en Estados Unidos. Eso, obviamente, se ha manifestado en una variedad de maneras en los mercados financieros”.

“Creo que los inversionistas estaban buscando que ellos solo reconocieran ‘No estamos comprometidos con cuatro subidas de tasas. Escuchamos lo que está pasando, y estamos prestando atención a eso'”.

Mohamed El-Erian, jefe de asesoría económica, Allianz, Newport Beach, California:

“El comunicado de la Fed indica que, ante la frustrante ausencia de un despegue económico de Estados Unidos, ésta sigue vulnerable a los acontecimientos económicos externos y a la volatilidad de los mercados financieros”.

Ninh Chung, jefe de administración de portafolio de Svb Asset Management en San Francisco:

“Respecto al impacto en la inflación causado por las condiciones financieras globales, en este comunicado volvieron a poner el tono de la reunión de septiembre. Todavía podría haber cuatro alzas (de tasas) si las condiciones se revierten, pero con la tendencia actual no parece que la Fed será capaz de moverse este año en absoluto”.

“No se cuánto tiempo más pueden seguir confiados en alcanzar sus metas de inflación, dado el hecho de que van y vienen en términos de sucesos globales y actividades económicas globales que ponen presión bajista sobre la inflación”.

Wesley Sparks, jefe de estrategias crediticias para Estados Unidos de Schroders Investment Management, en Nueva York:

“Fue como se esperaba, pero también bueno, y lo que yo hubiera esperado es el reconocimiento de las preocupaciones sobre el mercado internacional. Francamente, por el momento no creo que la Fed sea un motor importante del mercado”.

 

Siguientes artículos

producción
Industria petrolera, la más preocupada por corrupción en México
Por

En México, la industria petrolera, de servicios financieros y ciencias de la salud son los sectores que temen mayores ri...