¿Quién dice que las heladas son un castigo de la naturaleza o que la crisis china provocará una catástrofe? Una empresa de mensajería piensa lo contrario y ve a México como una posibilidad para aumentar sus ingresos, con todo y el viento en contra.

 

Por Enrique Torres Rojas

 

PUBLICIDAD

Cinco aerolíneas de Estados Unidos achacaron sus pérdidas en el primer semestre del año a las tormentas de nieve que se precipitaron sobre el país de diciembre a marzo, y que obligaron a cancelar al menos 78,000 vuelos. Las fuertes y repetidas tormentas interrumpieron varias veces los itinerarios aéreos, no sólo de los pasajeros, sino también de los aviones dedicados a la paquetería y mensajería, como FedEx.

La compañía, con sede en Memphis, Tennessee, aumentó 3% su facturación en el primer trimestre de 2014 a 11,301 mdd respecto al ejercicio previo, pero el mal clima —sobre todo en los dos primeros meses del año— afectó sus beneficios operativos en 125 mdd. El clima retrasó la entrega de paquetes en servicio exprés y otros del FedEx Ground (su servicio de pequeños paquetes de no más de dos kilos de peso), por lo que debió hacer movimientos adicionales para realizar las entregas. Por el HUB de operaciones en Memphis pasa la mayor parte de los 10 millones de paquetes que la compañía mueve al día en todo el mundo, con la ayuda de 700 aviones.

Pese al mal clima, la utilidad de operación de FedEx aumentó 9% respecto al mismo periodo del año anterior, alcanzando los 642 mdd. Los resultados positivos responden en gran parte a la actividad que tiene, no sólo en Estados Unidos, sino en los 220 países en los que opera. Pero también se debe a que la compañía tomó medidas que le permitieron reducir costos, como bajar el consumo de combustible con la compra de aviones y camiones nuevos.

Sin embargo, a nivel sectorial el servicio de mensajería vive una transformación. Aun cuando las compañías han recuperado los niveles de actividad que tenían en 2009, y que según Datamonitor constituyen un mercado de escala mundial de 300,000 mdd anuales, también es cierto que hay una tendencia de cambio en el flete aéreo, que es clave cuando se trata de mensajería exprés, pero que pierde terreno frente al ferrocarril, al camión y, principalmente, frente al barco.

Unos días después de dar a conocer los resultados de la compañía, Frederick Smith, presidente y consejero delegado de FedEx, se presentó ante miembros del Club Internacional de Aviación de Washington para señalar que hay sectores industriales que prefieren la rapidez y la seguridad en la entrega, por lo que optan por las grandes compañías de mensajería, pero reconoció que otros prefieren la vía marítima por los menores precios en el costo del transporte. Hace 10 años, 59% de la carga exprés internacional se movía por barco, pero para 2012 ya era de 63%, cita el presidente de FedEx.

Pero Smith también se queja de una nueva y emergente competencia: los grandes aviones de pasajeros como el Airbus A330 o los Boeing 777, cuyo vientre es utilizado para llevar mercancía a precios unitarios muy inferiores a los de los aviones dedicados exclusivamente a la carga. “Hay una sobreoferta de 5 y 6% en transporte aéreo con relación al volumen de carga que se debe subir al avión”, señala.

Otra amenaza viene de China. FedEx observa que el crecimiento económico del país asiático, el principal exportador del mundo, se desacelerará, y con ello sus exportaciones, resultado de los aumentos salariales de la mano de obra china, con lo que ahora una parte de la producción se quedará en el mercado local.

Las compañías de mensajería tendrán un entorno cambiante y difícil también en Occidente, por la lenta recuperación de la economía estadounidense y de la comunidad europea, advierte Erik van Baaren, analista senior del sector Logística en Datamonitor.

grafico_fedex

El mercado NAFTA

En los márgenes de la carretera México-Querétaro se encuentra el nuevo hub nacional de FedEx. Esta carretera es también conocida como la ruta NAFTA, que se conecta de manera directa con Piedras Negras, Coahuila, uno de los principales cruces de comercio entre México y Estados Unidos.

Luego de la compra de la empresa mexicana Multipack, por 120 mdd, en 2011, FedEx se convirtió en la principal empresa del sector, con 20% de participación de un mercado valuado en 1,500 mdd.

El propósito de FedEx con el hub de Querétaro es agilizar los tiempos de entrega en México y para el mercado internacional, dice Michael L. Ducker, presidente internacional de FedEx Express. “Este lugar es el corazón logístico de FedEx, pues ahí se concentran los paquetes que se entregan en todo el país, incluso algunos que llegan vía los hubs aéreos internacionales que tenemos en Monterrey, Guadalajara, Toluca y Querétaro, y que conectan con el central en Memphis”, agrega Norma Suárez, directora de Operaciones de FedEx México.

Pese a la tendencia internacional de mover más carga por vía marítima, en México se prefiere el avión, razón por la que en 2012 FedEx incorporó cuatro aeronaves de carga que operan en los aeropuertos de Guadalajara, Toluca, Querétaro y Monterrey, además de un avión que brinda servicio entre Miami, Mérida y Cancún, dice Jorge Torres, presidente de FedEx Express.

El plan de FedEx en el país es hacer más rápida y eficiente su operación logística y aprovechar los 12 tratados comerciales que tiene México y que involucran a 44 países, para así incorporar a las pequeñas y medianas empresas en el comercio exterior.

El llamado adquiere sentido a la luz de las cifras. De los cuatro millones de empresas registradas en el país, sólo 40,000 Pymes nacionales envían sus productos al exterior, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía. “El tratado representa un mercado de 468 millones de personas entre los tres países, y México es el segundo exportador más grande a Estados Unidos”, señala Ducker.

El año pasado, el intercambio comercial entre México y Estados Unidos sumó 395,000 mdd, de acuerdo con datos oficiales, y se espera que de aquí a 2040 ese indicador crezca a una tasa promedio de 5% anual.

México también supera a China en costo logístico (de 15% con relación al PIB, contra 18% en el caso del país asiático). Sin embargo, es necesario hacer mejoras para que el país no retroceda en esa métrica y se acerque al indicador de Estados Unidos, de 9%. En el Índice de Desempeño Logístico 2014, elaborado por el Banco Mundial (BM) y dado a conocer hace algunas semanas, México perdió tres posiciones y se ubicó en el lugar 50 de 160 economías evaluadas (consultar gráfico).

A juicio de FedEx, hay una serie de medidas que México podría implementar para mejorar su desempeño logístico y comercial. Ducker propone que las aduanas tengan procesos más simples y eficientes, con el uso de recursos tecnológicos que agilicen el tránsito comercial. Con mayor información previa de cada paquete que llega a la aduana, no habría necesidad de tantos pasos de revisión, afirma.

Con el fin de ganar también en eficiencia sugiere diferenciar los procedimientos en función del valor de los paquetes, para reducir el tiempo dedicado a los envíos de menor valía, y por otro lado simplificar las reglas para el paso más rápido de los camiones en los puntos fronterizos, un pendiente desde hace 20 años en las reglas del TLCAN.

En suma, Ducker llama a analizar la manera de mejorar el tránsito de mercancías hacia Estados Unidos, pues afirma que el cruce aduanero dificulta la eficiencia en el tránsito comercial. El manejo de la información, la simplificación de las reglas de revisión y el establecimiento de impuestos a cargas de mayor valor, son pequeños cambios que agilizarían el flujo en las fronteras, asegura.

FedEx está convencida de que cada vez son más las pymes mexicanas interesadas en enviar sus productos al exterior. Una prueba de ello es el programa que tienen en conjunto con las consultoras en comercio exterior InTrade e IQOM, en el que participan unas 9,000 pymes exportadoras y que forman parte de la cartera de clientes de FedEx.

“Con toda la plataforma digital es más fácil entrar al comercio mundial, ya que sólo se requiere de dos cosas importantes: una conexión a Internet y, por supuesto, a FedEx”, remata Ducker mientras suelta una carcajada.

 

Siguientes artículos

Las 20 marcas ‘más verdes’ en el mundo
Por

Te presentamos el listado de Interbrand que identifica cada año las compañías con mejor desempeño ambiental y percepción...