La mañana de este jueves, una comitiva de funcionarios mexicanos, entre los que se encontraba el secretario de Economía (SE), Ildefonso Guajardo, y el director general de ProMéxico, Paulo Carreño, recorrió Hannover, Alemania, hasta llegar a las instalaciones de la empresa Deutsche Messe, ubicadas al norte de la ciudad.

En el lugar fueron recibidos por Marc Siemering, vicepresidente senior de la Feria de Hannover, considerado el evento de industria más grande e importante del mundo. Juntos recorrieron el lugar varios minutos y, finalmente, se decidieron a tomar asiento.

Los lugares principales los tomaron Carreño y Siemering, quienes bajo la mirada de toda la comitiva mexicana, más un amplio grupo de ejecutivos alemanes, se dispusieron firmar y hacer oficial la invitación de la feria para que México sea el país invitado para su edición 2018.

De esta manera, la bandera mexicana se hará presente en abril del próximo año en los 26 pabellones de exposición con los que cuenta el recinto, además de que contará con la presencia de empresarios mexicanos, quienes podrán estrechar lazos con compañías no solamente de Alemania, sino de los cinco continentes.

“Alrededor de 80% del comercio exterior mexicano está relacionado con Norteamérica, por lo que es una excelente oportunidad para que el país se involucre en la escena industrial global”, afirmó Deutsche Messe en un comunicado.

 

La reunión de abril

Pero no fueron Marc Siemering y Paulo Carreño quienes dieron el primer paso para concretar esta alianza, sino que el personaje responsable de que México llegara hasta este sitio fue la propia primer ministro alemana, Angela Merkel.

La historia comenzó a escribirse hace exactamente un año, también durante el mes de abril. En aquellos días, el presidente Enrique Peña Nieto realizaba una visita de Estado en Alemania, sitio en el que se sentó a dialogar de distintos temas con Merkel.

Hablaron de economía, sociedad, seguridad y, como último punto, la canciller alemana decidió dar un paso más, invitando ella directamente al presidente Peña Nieto a que México fuera el país invitado de la Feria de Hannover, rompiendo así con un protocolo de selección que Deutsche Messe llevaba más de 35 años aplicando.

¿Cómo elegía tradicionalmente la empresa al país invitado? Dos años antes de cada feria, su consejo ejecutivo ponía sobre la mesa tres opciones diferentes, mismas que eran enviadas a la oficina del primer ministro para tener en conjunto un veredicto. Fue de esta manera como fueron seleccionados en su momento Polonia, invitado 2017, y Estados Unidos, invitado 2016.

La invitación de Merkel a Peña se dio justo en momentos en los que México era duramente criticado por el entonces candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, principalmente por temas como el muro fronterizo entre ambos países y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

A la par de esta situación, de acuerdo con el embajador de Alemania en México, Viktor Elbling, la invitación también responde a la amplia vocación industrial que nuestro país ha venido desarrollando en los últimos años.

Posterior a la invitación inicial, la conversación la continuó el actual ministro alemán de Asuntos Exteriores, Sigmur Gabriel, quien llamó directamente al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, para comenzar las pláticas que finalmente cayeron en manos de ProMéxico.

Es importante señalar que el presidente del país invitado, en este caso Peña Nieto, siempre acude al evento de inauguración para dar un discurso junto al primer ministro de Alemania.

 

El papel de México en Hannover

¿Qué es lo que llevará México al evento? De acuerdo con fuentes de la oficina de Deutsche Messe en el país, se espera que en total sea un grupo de 150 empresas de nuestro territorio las que se presenten en toda la exposición.

En particular, el país contará con un pabellón nacional de 2 mil m2, en el cual, además de estar algunas de las empresas más importantes, contará la presencia de ProMéxico y la SE. Entre las compañías que se está buscando sumar su participación están Mexichem, Grupo Kuo y Softtek, sólo por mencionar algunas.

Para conseguir este volumen de compañías, Deutsche Messe y ProMéxico contarán con el apoyo de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), cuyo presidente, Manuel Herrera Vega, también estuvo presente en la firma del convenio en Hannover.

 

Siguientes artículos

General Motors
Pickups impulsan ventas trimestrales de General Motors
Por

El flujo operativo de la automotriz aumentó 28% en los primeros meses de 2017, con respecto a hace un año.