La Fiscalía General de la República (FGR) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) impugnaron el amparo que abría la posibilidad de que Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social, llevara su proceso en arraigo domiciliario.

Ambas dependencias presentaron este recurso en contra de la resolución del juez Tercero de Distrito en Materia de Amparo, Augusto Octavio Mejía, quien ordenó que se revisara la imposición de la medida cautelar.

Por ello, el amparo concedido a la exservidora pública no tendrá efecto hasta que el asunto sea revisado por los magistrados del tribunal colegiado.

Es decir, que el juez de control en el Centro de Justicia Penal Federal en el reclusorio Sur, Ganther Alejandro Villar Ceballos, no podrá pronunciarse si Rosario Robles puede o no abandonar el penal .

Hace casi un mes, el juez Augusto Octavio Mejía estimó que el juez Ganther Alejandro Villar no valoró correctamente el cambio de medida cautelar que Rosario Robles solicitó para tener prisión domiciliada y no estar en Santa Martha Acatitla.

Además, en esa ocasión determinó que violentaron los derechos de la extitular de Sedesol al haberle ratificado en 2020 la prisión preventiva automática sin valorar otras medidas cautelares como el arraigo domiciliario.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Cuartel en Guanajuato de Guardia Nacional
Coparmex pide una Guardia Nacional sin militares y marinos
Por

José Medina Mora Icaza, presidente de la Confederación Patronal de la República, dice que la Guardia Nacional debe estar...