Por: Eduardo Vázquez Herrera*

El agua es un recurso estratégico y de seguridad nacional. Es un recurso indispensable para el desarrollo social y económico del país. De su buen uso, depende en gran medida la seguridad alimentaria y energética, la competitividad y productividad de las empresas, la conservación de los ecosistemas y, por supuesto, el combate a la pobreza.

Nuestro país cuenta con 653 acuíferos, donde se concentra el agua subterránea. Éstos aportan el 38.9% del volumen de agua para usos consuntivos (que son los usos que se tienen clasificados para consumo humano, agricultura, industria, generación de energía, etc.).

De conformidad con datos de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), 106 de estos acuíferos se encuentran sobreexplotados, principalmente los ubicados cerca de los grandes centros urbanos. Por su parte, 8 de las 13 regiones hidrológicas del país sufren de estrés hídrico, siendo el Valle de México la región más afectada.

Asimismo, existe una distribución desigual del recurso en diversas regiones del país, siendo que dos terceras partes de la población vive en zonas donde hay menos agua, y existe una creciente contaminación la misma debido a descargas de aguas no tratadas adecuadamente. Igualmente, la disponibilidad natural media anual de agua por habitante ha ido disminuyendo de manera sostenida en las últimas décadas.

Nuestro país y sus distintas regiones, enfrentan escenarios complicados entorno a la seguridad hídrica en el corto y mediano plazo. De allí la importancia del correcto diseño de políticas públicas y contar con un adecuado marco jurídico en esta materia.

Es ante este contexto tan complejo, que la CONAGUA está llevando a cabo un proceso relevante de consulta para la construcción de los programas hídricos regionales de cada una de las 13 regiones hidrológico-administrativas en el país.

Ello representa una gran oportunidad ya que cada región y sus comunidades tienen necesidades y realidades distintas, lo que amerita un proceso de amplio, plural, informado y participativo.

Uno de los temas relevantes que enfrenta la gestión de los recursos hídricos es el tema del financiamiento. Las múltiples necesidades de inversión que tiene el sector hídrico en materia de cobertura y acceso al agua en cantidad y calidad para toda la población, el mantenimiento de la infraestructura existente y el desarrollo de nuevas obras, el desarrollo y utilización de nuevas tecnologías requieren el impulso de nuevos modelos y herramientas de financiamiento.

Se necesita impulsar esquemas e incentivos para que los recursos e inversiones privadas complementen los presupuestos públicos, tales como las asociaciones público-privadas y contratos en función de resultados, entre otros, más aún considerando que los recursos fiscales son cada vez más reducidos.

El proceso de planeación en la gestión y administración de los recursos hídricos del país y sus distintas regiones. Sin embargo, no debemos olvidar que las metas y objetivos que deriven de dicho proceso, requerirán recursos significativos para y ejecución y monitoreo. Todo ello bajo reglas claras y transparentes, con los controles necesarios para la rendición de cuentas.

De otro modo, se corre el riesgo de que, con el tiempo, queden como letra muerta y que los problemas y retos se sigan agravando y volviendo aún más complejos que en la actualidad.

Sin ello, difícilmente transitaremos a un futuro con seguridad hídrica a largo plazo para las distintas regiones y habitantes del país.

Contacto:

Eduardo Vázquez Herrera es director Ejecutivo de Agua Capital desde hace tres años, con la misión de promover la seguridad hídrica en la Ciudad de México. 25 años de experiencia en los sectores público, social y privado, además de colaborar en el sector del agua durante 16 años en el diseño y ejecución de estrategias, políticas y proyectos para la seguridad hídrica a nivel nacional y en la CDMX. *

www.aguacapital.org

Twitter:@AguaCapitalOrg

Facebook: @AguaCapital[email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

home office empresas estados unidos estudio
Y tú, ¿ganas o pierdes con el trabajo desde casa?
Por

Estamos viviendo el mayor experimento de la historia sobre trabajo remoto. Más de 75% de las organizaciones planean hace...