Fitch explicó que el éxito de las financieras automotrices se debe a los subsidios que reciben de los fabricantes y a que sus costos de fondeo se mantienen bajo control.

 

Las financieras de los fabricantes de automóviles han aumentado su participación en el crédito para autos en México del 50 al 65% en los últimos cinco años, lo cual le quita oportunidades a los bancos para ofrecer préstamos en un sector con sólido crecimiento, afirmó Fitch Ratings en un análisis.

La calificadora explicó que el éxito de las financieras automotrices se debe a los subsidios que reciben de los fabricantes y a que sus costos de fondeo se mantienen bajo control. Fitch agregó que las cuotas de mercado de las financieras que califica están entre el 30 y 50% de las ventas totales de la marca.

Alrededor del 63% de las ventas de autos que se hacen en México son a través de créditos.

“Conforme los precios de los vehículos nuevos continúen aumentando, el acceso para adquirir un auto nuevo será más difícil, particularmente en una economía más lenta, por lo que vemos que la necesidad del uso de préstamos para la compra de vehículos seguirá siendo concurrente”, agregó Fitch.

Los bancos, por el contrario, han logrado un crecimiento en créditos para autos por debajo del 5% en los últimos dos años, cuando las ventas de autos ligeros han crecido 8% entre abril de 2010 y el mismo mes de 2015.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), en 2014 se vendieron 1.1 millones de vehículos ligeros, 50% más que en 2009.

“Las carteras de préstamos de las financieras, incluso con su crecimiento más alto, muestran un promedio de cartera vencida en un rango de entre 1% a 2% en los últimos años, frente a los bancos, que han alcanzado índices de morosidad en el rango de entre 4% a 5%”, agregó Fitch.

Además, los préstamos para automóviles representan el 2.3% de la cartera total de los bancos mexicanos, una cantidad relativamente pequeña, consideró Fitch.

La calificadora crediticia ve que una opción para recuperar terreno es que algunos bancos busquen alianzas estratégicas con compañías automotrices para mantener su permanencia en el segmento, aunque esto dependerá del apetito de los fabricantes de diversificar sus canales de venta.

Nissan es la automotriz que más financiamiento otorga en México, y la mitad de las ventas que hace en el país son por esta vía. La compañía también echó a andar un programa de financiamiento para personas que trabajan en el sector informal para captar más clientes.

 

Siguientes artículos

Refinería de Pemex en Veracruz reporta fuga de gasolina
Por

“Ya el derrame fue controlado”, dijo el portavoz quien aseguró que la refinería está operando con normalidad...