El organismo llama a que la región aproveche el ambiente económico favorable; México crecería 3.4% en 2013 y 2014.

 

La política económica de las naciones financieramente integradas de América Latina (Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay) deberá tener como prioridad fortalecer las finanzas públicas y proteger la estabilidad del sector financiero, informó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, señaló, es importante calibrar las políticas macroeconómicas sobre la base de una evaluación realista del potencial de oferta de la economía.

PUBLICIDAD

En sus perspectivas económicas para el Continente Americano, el organismo estimó que América Latina y el Caribe crecieron un 3% en 2012, y que esta cifra aumentará a alrededor de 3.5% en 2013 gracias a una demanda externa más fuerte y debido a la relajación de la política económica que han implementado algunos países de la región.

Para 2014, el FMI calcula que el crecimiento de la región alcanzará aproximadamente 4%, respaldado por condiciones de financiamiento relativamente favorables y una fuerte demanda de materias primas.

En México, el crecimiento sería de 3.4% en 2013 y 2014.

De acuerdo con el Fondo, los países de la región deberán aprovechar el ambiente de prosperidad para sentar las bases de un crecimiento sostenido, reforzando los márgenes de maniobra de su política económica.

Por el lado de los riesgos, en el mediano plazo citó el endurecimiento de las condiciones de financiamiento mundiales y la posibilidad de una fuerte desaceleración de los mercados emergentes asiáticos, y la repercusión de esto último sobre los precios de las materias primas.

Asimismo, consideró que se ha incrementado el riesgo de un deterioro de los balances externos y financieros.

“Las condiciones siguen siendo muy favorables, pero no durarán para siempre”, alertó Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, durante la conferencia del Fondo en Montevideo, Uruguay, este lunes.

“Observamos una moderación de los precios de las materias primas que podría intensificarse, y las tasas de interés a la larga aumentarán a medida que mejore la situación en las economías avanzadas. El desafío para muchos países de la región es aprovechar estas condiciones para recomponer los márgenes de maniobra y sentar las bases de un crecimiento más vigoroso e inclusivo”, afirmó.

El Fondo Monetario Internacional opinó además que el fuerte ritmo de crecimiento de la última década podría resultar no ser sostenible, a menos que la productividad mejore significativamente, por lo que la región deberá buscar mejorar el clima de negocios, estimular la competencia e invertir en capital humano a través de reformas estructurales.

 

 

Siguientes artículos

¿Qué dice el mundo sobre México el 6 de mayo?
Por

La recta final por la dirección de la OMC, el estancamiento del crédito, la nueva planta de Audi, los acuerdos Obama-EPN...