Por Wagner Simao*

De la mano de innovaciones tecnológicas desarrolladas directamente por el sistema financiero global, se han multiplicado nuevos actores que cobran relevancia e irrumpen con fuerza en la vida cotidiana. Estos actores permiten a las personas sacarse los celulares del bolsillo y abrir una aplicación con la que pueden realizar un pago, solicitar un préstamo o gestionar sus cuentas bancarias.

Estos nuevos jugadores, conocidos como Fintech (Tecnologías Financieras), han introducido nuevas tecnologías en los servicios financieros con los que maximizan la capacidad digital para reinventarlos, suponiendo la proliferación de emprendimientos que, con sus plataformas tecnológicas, ofrecen productos y soluciones ágiles e inmediatas al servicio de los usuarios.

 

Publicidad

Su alcance

Las Fintech son emprendimientos que buscan proveer diversos productos y servicios, por ejemplo:

  • Suministro de capital (deuda y patrimonio).
  • Inversión y negocios.
  • Transferencias y pagos.
  • Seguros.

También, una de sus grandes características es la capacidad de brindar acceso a servicios financieros de manera simple y conveniente para toda persona que los necesite (incluyendo a la población no bancarizada).

Uno de los principales atractivos de este modelo de negocio reside en su capacidad de explotar una amplia cantidad de información (de forma no tradicional) e implica el desarrollo de algoritmos que permiten reducir costos operativos, como ocurre al otorgar un crédito o préstamo. Además, tienen la posibilidad de expandirse hacia otros tipos de mercado no comprendidos necesariamente en el centro del negocio bancario. Gracias a estas capacidades resulta más sencillo para los usuarios obtener un acceso a cuentas bancarias, créditos, préstamos o inclusive, realizar inversiones.

Otra de las soluciones ofrecidas por las Fintech, consiste en reducir las comisiones por transferencias internacionales que oscilan en un promedio del 8% en la banca tradicional, lo que resulta una solución competitiva para estimular el dinamismo de la economía y del consumo.

 

Modelo de innovación abierta

Las compañías de capitales de riesgos, firmas de capital privado, corporaciones y otros actores empresariales han aportado una cantidad de dinero nunca antes vista en emprendimientos globales de tecnología financiera. Más de 50 mil millones de dólares han sido invertidos en alrededor de 2,500 compañías desde el año 2010, al tiempo que estos actores innovadores redefinen las formas en que almacenamos, ahorramos, recibimos, invertimos, transferimos, gastamos y protegemos el dinero.

Las Fintech existen como un complemento estratégico para la industria financiera a través de soluciones y transacción de recursos de forma más sencilla y accesible para los usuarios y consumidores. Algunos claros indicadores del potencial estratégico que representan las Fintech para sector financiero, es el hecho de que los ejecutivos bancarios comienzan a emplear sus soluciones para entender por qué son tan diferentes; a su vez, se reúnen con emprendedores del sector para coparticipar en diversas iniciativas y los banqueros estimulan pruebas de concepto con Fintech, mientras se plantean la necesidad de una estrategia de innovación abierta y compartida.

Los dos más grandes segmentos de Fintech hasta hoy son aquellos que comprenden pagos y préstamos. Aunque éstos son los dos mercados más maduros del sector, aún tienen mucho campo para continuar su crecimiento, ya que la población está adoptando de forma exponencial soluciones móviles para realizar pagos, transacciones y concretar negocios.

 

Crecimiento dinámico y veloz

El 2015 es recordado como un año exitoso para inversiones en Fintech, con compañías que alcanzaron capitales multimillonarios y superiores a muchas instituciones financieras. Además de estas nuevas compañías públicas, hay ahora veinte empresas de Fintech denominadas “unicornio” (empresas privadas con una valoración superior a mil millones de dólares).

Durante el 2015, el valor de las inversiones globales en Fintech creció en un 75%, alcanzando los 22,265 millones de dólares impulsados por un flujo de operaciones registrado sobre todo a través de Europa y Asia Pacífico. Para ofrecer una mayor claridad sobre la proporción de esta inversión récord, podemos referir que en el 2015 los bancos destinaron 50,000 millones de dólares en sus propias tecnologías de la Información.

El desempeño de las Fintech para el cierre de 2016, refleja que el año concluirá nuevamente de manera espectacular si se mira el valor de inversiones en el sector. Tan sólo durante los tres primeros cuartos del año, las inversiones en el campo de Fintech hechas en la región Asia-Pacífico, superaron los 10 mil millones de dólares y una gran porción de estas inversiones, han sido realizadas en compañías de China. Esto supera a las inversiones realizadas en Europa, que alcanzaron 2 mil millones de dólares, e incluso, superando a las inversiones hechas en Estados Unidos, que se han registrado por 6 mil millones de dólares.

El crecimiento de las inversiones en Fintech se ha acelerado de tal forma que, tan sólo hace dos años, la inversión en el sector comprendía 128 nuevos contratos, por un valor de 895 millones de dólares. El 2016 llegará a su término con 248 nuevos contratos representando una inversión por 10.467 mil millones de dólares.

Hoy, las entidades financieras enfrentan la posibilidad de forjar alianzas, comprar Fintech o bien, desarrollar su propia reinvención de modelo financiero. Sin duda, las empresas de tecnología financiera (Fintech) aún deben madurar, pero como todo en la economía digital, lo hacen de forma ágil y avanzan con el objetivo de estimular la co-creación y reinvención de la banca, donde el desafío es la innovación sincronizada en el servicio financiero en beneficio de su usuario final.

*Wagner Simao es socio Director de Servicios Financieros para Accenture. Es graduado en ingeniería electrónica por la Escola de Engenharia Mauá.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Resistirá Estados Unidos el gobierno de Donald Trump?
Por

La economía de la Unión Americana sostiene sobre su espalda la endeble recuperación global. Mientras aguante, la economí...