El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, solicitó este lunes órdenes de arresto contra el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, y su ministro de Defensa Yoav Gallant, así como el líder de Hamas Yahya Sinwar, y de su buró político, Ismail Haniyeh, por crímenes de guerra y lesa humanidad en Israel y Palestina.

“Aquellos que no cumplen con la ley no deben quejarse luego, cuando mi oficina tome medidas. Ese día ha llegado”, señaló hoy Khan. La investigación abierta desde 2021 incluye los crímenes cometidos desde 2014 y hasta la actualidad en el territorio palestino ocupado, lo que afecta al Gobierno israelí y sus Fuerzas Armadas, y a todas las milicias palestinas.

Hoy presentó a la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI pruebas que justifican cinco órdenes de arresto contra altos cargos israelíes y palestinos. “Si no demostramos nuestra voluntad de aplicar la ley de manera equitativa, si se percibe como aplicada selectivamente, estaremos creando las condiciones para su colapso total”, advirtió.

En el caso del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), busca el arresto de Sinwar, Mohammed Diab Ibrahim al Masri (Deif), jefe del ala militar de Hamas (Brigadas Al Qassam); y Haniya. En Israel pretende la detención de Netanyahu y Gallant. 

Khan espera ahora la autorización de los jueces a su solicitud.

La CPI tiene 124 Estados miembros, entre los que no está Israel, pero si Palestina, lo que da a la CPI jurisdicción sobre los crímenes cometidos en territorio palestino o por nacionales palestinos en otro Estado, aunque este no sea miembro.

Los crímenes de guerra alegados se cometieron en el contexto del conflicto armado entre Israel y Palestina, e Israel y Hamas, mientras que los de lesa humanidad fueron parte de “un ataque generalizado y sistemático” contra la población civil conforme a políticas de la organización (en el caso de Hamas) y a una “política de Estado” (desde Israel).

Karim Khan responsabiliza a la cúpula de Hamas de crímenes cometidos en Israel y el Estado de Palestina desde al menos el 7 de octubre.

Estos son seis crímenes de guerra (asesinato, toma de rehenes, y otros crímenes cometidos en el contexto de cautiverio: violación y actos de violencia sexual, tortura, trato cruel, ultrajes a la dignidad personal) y cinco crímenes de lesa humanidad (exterminio, asesinato, violación y otros actos de violencia sexual, tortura y otros actos inhumanos).

Te interesa: Israel asegura ante Corte Internacional que la guerra en Gaza es ‘trágica, no genocidio’

CPI acusa a Israel de privar intencionalmente de ayuda humanitaria a Gaza

El fiscal ve “motivos razonables” para creer que Sinwar, Deif y Haniyeh son “responsables a nivel penal de la muerte de cientos de civiles israelíes en ataques perpetrados por Hamas” y la “toma de al menos 245 rehenes”.

La fiscalía habló con víctimas y supervivientes, incluidos antiguos rehenes, y analizó material audiovisual, declaraciones de miembros de Hamas y pruebas de expertos.

“Los rehenes capturados de Israel han sido mantenidos en condiciones inhumanas, y algunos han sido objeto de violencia sexual, incluida la violación, mientras estaban en cautiverio”, señaló el fiscal, en base a registros médicos, pruebas de video, y entrevistas con víctimas y supervivientes.

Khan busca “imputar a dos de los más responsables” como “coautores y superiores” detrás de numerosos crímenes contra los palestinos.

Considera a Netanyahu y Gallant “responsables a nivel penal” de cuatro crímenes de guerra (uso del hambre como método de guerra; trato cruel y gran sufrimiento intencionado o daños graves a la integridad física y la salud; asesinato intencionado; ataques intencionadamente dirigidos contra la población civil) y tres crímenes de lesa humanidad (exterminio y asesinato, incluido en el contexto de muertes causadas por hambre; persecución; y otros actos inhumanos).

Las pruebas contra Netanyahu, incluidas entrevistas, material audiovisual, y declaraciones de presuntos perpetradores, “muestran que Israel ha privado intencional y sistemáticamente a la población civil en todas las partes de Gaza de objetos indispensables para la supervivencia humana”.

“Esto ocurrió mediante la imposición de un asedio total sobre Gaza que implicó el cierre completo de los tres puntos de cruce fronterizos”, explicó. 

Esto incluye el corte de tuberías de agua transfronterizas desde Israel a Gaza, la principal fuente de agua limpia para habitantes de Gaza, y el corte y obstaculización del suministro de electricidad.

“Esto tuvo lugar junto con otros ataques a civiles, incluidos aquellos que hacían fila para obtener alimentos; la obstrucción de la entrega de ayuda por parte de agencias humanitarias; y ataques a trabajadores humanitarios y su asesinato, lo que obligó a muchas agencias a cesar o limitar sus operaciones en Gaza”, lamentó Khan.

El fiscal subraya que Israel tiene “derecho a tomar medidas para defender” a su población, pero los medios que eligió para lograr sus “objetivos militares” son “criminales”, determinó.

Con información de EFE

¿Usas más Facebook?, déjanos un like para estar informado

 

Siguientes artículos

presidente de Irán
Confirman que presidente de Irán y ministro de exteriores fallecen en accidente de helicóptero
Por

El helicóptero en el que viajaban el presidente iraní y sus acompañantes desapareció el domingo cuando regresaba de Tabr...