El futbolista Lionel Messi libró por completo la posibilidad de ir a la cárcel y en lugar de eso deberá pagar una multa de 255,000 euros.

El delantero del Barcelona y su padre, Jorge Horacio Messi, habían sido condenado a 21 y 15 meses de prisión, respectivamente, por el fraude fiscal por casi 4.2 millones de euros entre 2007 y 2009.

En la condena, Messi también fue sentenciado a pagar más de 2 millones de euros.

La fiscalía de Cataluña aceptó el cambio de la pena, ya que ambos inculpados carecen de antecedentes penales.

PUBLICIDAD

La defraudación fiscal por ingresos derivados de los derechos de imagen del jugador se llevó a cabo por medio de compañías ficticias, determinaron las autoridades españolas.

 

Siguientes artículos

metrobusreforma
Línea 7 del Metrobús, entre la movilidad y la explotación comercial
Por

Detrás de la obra hay una urgencia de transporte eficiente en la ciudad, pero también intereses económicos y políticos....