Reuters.- El reloj Fitbit en su muñeca no sólo cuenta sus pasos y minutos de sueño, también puede ayudar a determinar si se está enfermando de gripe y advertir a las autoridades sanitarias para que se preparen.

Un estudio en Estados Unidos mostró que el ritmo cardiaco y los datos de sueño de pulseras que recogen datos de salud pueden predecir y alertar a las autoridades de sanidad pública sobre brotes de gripe en tiempo real con mayor precisión que los actuales métodos de seguimiento.

El estudio utilizó datos de 47,000 usuarios de Fitbit en cinco estado de Estados Unidos. Los resultados, publicados en la revista The Lancet Digital Health, mostraron que al utilizar los datos de la pulsera, las predicciones de brotes de gripe en el estado eran mejores y más rápidas.

Lee también: Google compra la firma de wearable Fitbit por 2,100 mdd

La Organización Mundial de la Salud estima que hasta 650,000 personas en todo el mundo mueren de enfermedades respiratorias asociadas a la gripe estacional cada año.

Los reportes tradicionales de seguimiento tardan hasta tres semanas, lo que significa que las medidas de respuesta –como la distribución de vacunas o antivirales y las recomendaciones para que los pacientes permanezcan en casa– pueden demorarse.

“Responder más rápido a los brotes de influenza puede prevenir más infecciones y propagación, y teníamos curiosidad por ver si los datos de los sensores podían mejorar el seguimiento en tiempo real”, dijo Jennifer Radin, una de las autoras del estudio en el U.S. Scripps Research Translational Institute.

Estudios previos que utilizaron datos de Google Flu Trends y Twitter han visto un éxito variable, en parte, dicen los expertos, porque es imposible separar el comportamiento de la gente con gripe de la gente que hace búsquedas en línea sobre la enfermedad debido a la mayor atención pública y de los medios durante los brotes.

Para este estudio, el equipo de Radin eliminó datos de identificación personales de 200,000 personas que usaron la Fitbit para seguir la actividad, ritmo cardiaco y sueño durante al menos 60 días durante el periodo del estudio entre marzo de 2016 y marzo de 2018.

De los 200,000, 47,248 usuarios de California, Texas, Nueva York, Illinois y Pensilvania utilizaron la Fitbit consistentemente durante el periodo. El promedio de edad era 43 años y 60% eran mujeres.

Rosalind Eggo, experta en salud pública de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, dijo que el estudio sugiere que los monitores de actividad física se muestran algo prometedores como herramientas para seguimiento de enfermedades.

Pero agregó que se necesita más trabajo para “evaluar cuan confiables son estos datos con el tiempo, cuan específicas son las mediciones para la gripe y cuán representativos son los usuarios de la Fitbit de la población total”.

No te pierdas: El mundo debe prepararse para la próxima pandemia de gripe: OMS

 

Siguientes artículos

El iPhone 9 (o SE 2) llegaría con Face ID y una pantalla más grande que el 8
Por

En el pasado CES 2020, trabajadores de empresas proveedoras de Apple hablaron de la presencia de Face ID en el supuesto...