La agencia calificadora Fitch Ratings redujo la calificación en moneda extranjera a largo plazo de Costa Rica de “BB” a “B +”, por lo cual consideró que la perspectiva de la calificación es negativa.

La rebaja, que implica una disminución de dos niveles, refleja los déficits fiscales persistentemente amplios de Costa Rica y las necesidades de financiamiento a corto plazo debido a un fuerte calendario de amortización y restricciones de financiamiento del presupuesto.

A pesar de que el nuevo Gobierno aprobó a fines de diciembre una reforma fiscal para abordar los desequilibrios fiscales, la agencia calificadora considera que el rendimiento de la reforma a corto plazo será limitado.

Puedes leer:  Latinoamericanos, “sin fe” por el rumbo de sus países

Con esta calificación, Fitch se convierte en la tercera calificadora de riesgo internacional que, en menos de dos meses, recorta la calidad crediticia de la deuda costarricense.

La primera en hacerlo fue Moody’s, que el pasado 5 de diciembre recortó a B1 de Ba2 las calificaciones de emisor a largo plazo y de bonos senior no garantizados del Gobierno de Costa Rica, seguida por Standard & Poor’s que el 21 de diciembre del año pasado la redujo de BB- a B+ y la puso en perspectiva negativa.

 

Siguientes artículos

Guatemala se promocionará en España con realidad virtual y realidad aumentada
Por

Guatemala se presentará a la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en España, promocionándose con la nueva tecnología m...