La inconsistencia y falta de credibilidad en la información financiera continúan presionando el riesgo crediticio del estado de Veracruz. Fitch Ratings redujo su calificación a BB-(mex) desde BB+(mex).

“La baja en la calificación refleja el nuevo deterioro en su posición de liquidez derivada de un incremento
súbito en su pasivo circulante, así como prácticas administrativas débiles que se reflejan en atrasos
en la entrega de los fondos del Ramo 28 y Ramo 33 a sus municipios, en combinación con inconsistencias
en los registros contables”, detalló la firma en un comunicado.

 

PUBLICIDAD

Al 30 de septiembre de 2016, la entidad registró una deuda de 46,398 millones de pesos (mdp), un crecimiento de 2.64 veces comparado con junio de 2016 y de 3.60 veces frente al cierre 2015.

Durante una entrevista con Televisa, el político  reveló que el déficit veracruzano era de 12,000 mdp.

La liquidez se mantuvo muy débil hasta septiembre de 2016. El  efectivo disponible fue de 370 mdp, 56.3% menos al observado en el trimestre inmediato anterior. Este monto representa 0.80% de la deuda.

Fitch dijo que seguirá  las políticas financieras, de gestión y de gobernanza que implemente la administración nueva y su posible impacto en la calidad crediticia de la entidad y sus financiamientos. De igual manera estará atenta a los eventos contractuales que pudieran detonarse del ajuste en la calificación riesgo emisor del estado de Veracruz así como en la de las estructuras de los créditos bancarios.

“Las calificaciones de los créditos están ligadas estrechamente a la calidad crediticia del Estado, acorde a la metodología de Fitch. Por lo tanto, un ajuste en la calificación de la entidad se reflejaría directamente y en el mismo sentido en las calificaciones específicas de los créditos”, añadió la firma.

La degradación en la nota ocurre mientras el gobernador con licencia, Javier Duarte, es perseguido por la justicia mexicana desde octubre, ante cargos de lavado de dinero y delincuencia organizada. Hoy, la PGR ofrece 15 mdp por información que facilite su captura.

El PRI le dio la espalda al funcionario el pasado de 25 de octubre, al expulsarlo del partido, y a pesar de que el presidente Enrique Peña Nieto afirmara en 2012 que Duarte representaba al “nuevo PRI”.

 

Siguientes artículos

GE invertirá 20 mdd en centro de servicio en Michoacán
Por

La firma tecnológica espera crear 200 trabajos en los próximos tres años con el complejo ubicado en Morelia.